Publicado 27/03/2021 13:58CET

Logroño se suma este sábado a la Hora del Planeta con el apagón de las luces de ocho monumentos y edificios municipales

LOGROÑO, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Logroño se suma este sábado, 27 de marzo, a la campaña del movimiento global la Hora del Planeta 2021, apagando las luces, de 20,30 a 21,30 horas, de ocho edificios y monumentos municipales.

El edificio del Ayuntamiento de Logroño, la Torre del Reloj, la Fuente Murrieta, el Parlamento de La Rioja, las Murallas del Revellín, el Puente de Piedra, las tres fuentes de Gran Vía y la fachada del Teatro Bretón se unirán a los miles de edificios y monumentos que se quedarán a oscuras en todo el mundo como llamada de atención para actuar por el clima y conectar con la naturaleza.

La Hora del Planeta 2021 nos conecta con la naturaleza porque, como defiende la estrategia municipal del Escudo Verde, un medio ambiente sano, fuerte y natural contribuye a mejorar la salud y la calidad de vida de las personas. La naturaleza nos protege, nos alimenta y es nuestra fuente de salud.

La campaña Hora del Plantea 2021 se convertirá un año más en el mayor evento digital en defensa del medio ambiente, al que se han unido, hasta el momento, más de 400 ayuntamiento, 124 empresas y 157 organizaciones.

Los ayuntamientos son actores clave para impulsar el cambio en un año crítico para la naturaleza y la biodiversidad. Un año en el que los líderes mundiales en grandes citas mundiales, como la 15ª Cumbre de la Diversidad Biológica de Kunming (China) que se celebrará en mayo y la Cumbre del Clima de Glasgow en noviembre, tomarán decisiones políticas sobre la acción climática, el desarrollo sostenible y la conservación de la biodiversidad.

Este año, la Hora del Planeta 2021 se adelanta a estos eventos cruciales que condicionarán nuestro futuro y el del planeta. Estas dos citas serán clave para lograr un plan global ambicioso para transformar la relación de la sociedad con la biodiversidad y la naturaleza.

El pasado año, con la pandemia del coronavirus, fue muy difícil para todo el mundo, pero también ha sido el año en el que la naturaleza nos ha enviado un mensaje muy claro: conservar el equilibrio y la salud de nuestro planeta es vital para salvaguardar nuestra propia salud y bienestar. Ahora tenemos el reto de escuchar a la naturaleza y actuar en consecuencia. La Hora del Planeta es una oportunidad única para movilizar a individuos, empresas y gobiernos para revertir la pérdida de naturaleza.

Después de muchos años de trabajo en todo el mundo, la transición ecológica está en marcha, gobiernos, ciudades, empresas y la ciudadanía se movilizan y miles de iniciativas en favor de la naturaleza y el clima se están produciendo. Pero, tal como destaca esta campaña, se requiere más ambición y más rapidez porque el cambio climático y la pérdida de naturaleza ponen en peligro nuestra calidad de vida y la de las generaciones futuras.

La Hora del Planeta nació en Sidney en 2007como un gesto simbólico para llamar la atención sobre el problema del cambio climático. Un sencillo gesto que consiste en apagar las luces de edificios y monumentos durante una hora. Con los años, se ha convertido en el mayor movimiento mundial en defensa del planeta, del que ya forman parte miles de ciudades de casi 200 países, que en pasadas ediciones apagaron más de 17.000 monumentos y edificios tan emblemáticos como la Torre Eiffel o el Coliseo.

Con este movimiento global se pretende recordar que la naturaleza es el sistema de soporte vital del planeta, que nos brinda todo lo que necesitamos, desde el aire que respiramos hasta el agua que bebemos y los alimentos que comemos y que debemos defenderla ahora para salvaguardar la salud de nuestro planeta y, a su vez, nuestra propia salud y bienestar.

Contador

Para leer más