Publicado 13/04/2021 11:04CET

Las nuevas viviendas turísticas en Logroño solo podrán instalarse en plantas bajas, entreplantas o primeros pisos

Esmeralda Campos, concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Logroño
Esmeralda Campos, concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Logroño - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Las futuras viviendas turísticas que quieran instalarse en la ciudad de Logroño solo podrán hacerlo en plantas bajas, entreplantas o primeros pisos. Mientras, las ya existentes deberán cumplir la normativa regional, notificar su existencia y podrán llevar a cabo obras de mejora y reforma, pero nunca de ampliación.

   Son las principales directrices que regirán la modificación puntual del Plan General Municipal (PGM) para el reconocimiento de este tipo de pisos, que, ahora mismo, no existen como tales en la normativa del Ayuntamiento de Logroño, como ha apuntado este martes en rueda de prensa la concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo, Esmeralda Campos.

   El Consistorio tiene previsto aprobar la modificación en el pleno de este jueves. Campos ha reseñado que "en los últimos años, se ha visto un cambio en el modelo de alojamientos, dando paso cada vez más a las viviendas turísticas", que, como ha calculado, son ya "casi el 50% de los alojamientos de la ciudad", lo que supondría unos 500 pisos.

   Así, ha incidido en que "el PGM está obsoleto en este aspecto, no contempla estas viviendas, que no existían en el momento de su redacción, y en las modificaciones posteriores y en la adaptación a la legislación urbanística autonómica de 2002 no se contemplaba su uso". De todos modos, los pisos turísticos sí están regulados mediante la Ley de Turismo de La Rioja, aunque ahora se busca su mejor ordenación.

   De este modo, en la modificación puntual que se aprobará el jueves, "se va a contemplar las viviendas turísticas como una opción de alojamiento más, como los hoteles y las pensiones". "No se trata de regular su uso, que ya se contempla en la Ley, sino de crear una normativa meramente urbanística para su sostén, ya que hoy no existen en el PGM", ha afirmado Campos.

   Con la modificación "se logrará una mejor distribución de estas viviendas, más equilibrada", que indica su instalación a partir de este momento en las plantas inferiores de los edificios comunes, o la posibilidad, igualmente, de que ocupen un edificio completo de forma independiente.

   A raíz de esta regulación, la concejala ha señalado que "se instalarán estos pisos en las plantas bajas, entreplantas y primeras plantas", con una consideración similar a las academias, oficinas comerciales o consultorías. Algo, ha subrayado, que "además, podrá llevar a ocupar locales de este tipo vacíos y evitar su degradación".

   También se contempla la instalación en los llamados entrepisos, situados entre los bajos y las entreplantas y que, en palabras de Campos. Además, para las viviendas turísticas ya existentes, se contempla un régimen transitorio.

   "Las instalaciones de este tipo que se encuentren en terceros, cuatros o pisos superiores, deberán comunicar su existencia para poder acogerse a este régimen transitorio. Así, podrán pedir licencia al Ayuntamiento para obras de mejora, pero no de ampliación", ha explicado la edil.

   Ha señalado, por último, que en ciudades como Bilbao o Vitoria ya se regulan este tipo de alojamientos mediante ordenanza municipal, "algo que no podemos hacer en Logroño ahora mismo porque no existen en el Plan General, de ahí que demos este primer paso, para dar cobertura legal y luego, poder regular su uso en la ciudad".

Contador

Para leer más