Publicado 02/03/2021 09:35CET

La Policía Local de Logroño desaloja un bar del Centro Histórico con 52 personas en su interior

Bar desalojado en la calle Mercaderes de Logroño
Bar desalojado en la calle Mercaderes de Logroño - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Policía Local de Logroño desalojó en la tarde del viernes, 26 de febrero, un local del Centro Histórico y propuso para sanción a su responsable tras detectar en su interior a 52 personas.

   Muchas de ellas consumían de pie, sin mascarilla o sin mantener las distancias de seguridad establecidas, cuando el aforo máximo del local en el interior del local era de 20 personas sentadas con la actual limitación debida a la pandemia.

   También resultaron sancionados por excesos de aforo en el interior otros cinco locales, uno en la calle San Juan, dos en la zona de Avenida de Portugal y en la calle Sagasta, el cuarto fue un restaurante de carretera próximo a Logroño, todos ellos además por tener las sillas colocadas sin la mínima separación. También en la tarde-noche del domingo otro local resultó propuesto para sanción por falta de colaboración y porque su propietario increpó a los agentes que trataban de informar sobre la normativa en vigor.

   Estas denuncias se interpusieron por incidencias graves y forman parte de la campaña informativa que se ha llevado a cabo esta semana, en virtud de la cual la Policía Local de Logroño ha visitado 158 establecimientos de hostelería para explicar la obligación de tener visible al público el aforo del local y ha informado y corregido la colocación de mesas y terrazas, que deben ajustar su número al espacio y las distancias mínimas establecidas. A partir de esta semana, los agentes exigirán el cumplimiento de esta normativa de manera exhaustiva, tanto en interior como en el exterior.

   Además, de entre las 190 denuncias interpuestas durante el pasado fin de semana por la Policía Local de Logroño por incumplimientos de la normativa COVID, 26 fueron por botellones de jóvenes, uno en el Parque del Ebro, con siete personas, El Espolón con otras siete y en La Grajera con un grupo de 12 menores de edad.

   La Policía Local informa de que durante el pasado fin de semana se ha detectado un importante aumento de la movilidad de personas con la relajación de las medidas, que han generado un aumento considerable de las intervenciones por ruidos y molestias en viviendas.

   De esta forma, se han registrado 41 intervenciones por este motivo, como consecuencia de las cuales se han interpuesto 27 denuncias por infracciones a la ordenanza de ruidos, en su mayoría por fiestas celebradas en viviendas particulares.

   Este aumento de la afluencia de personas también ha generado múltiples intervenciones motivadas por grupos que se aglomeraban en las calles con alta concentración de bares en momentos puntuales de la tarde del sábado, ya que los agentes tuvieron que restringir la acumulación de las personas.

   La Policía Local hace un llamamiento a los usuarios de estas zonas para que no formen grupos que impidan mantener una mínima distancia de seguridad entre ellos ni incluso transitar por estas calles con garantía del cumplimiento de las medidas.

   "No es posible poner un policía en cada calle y en cada lugar", dicen los agentes y, por tanto, "depende de la buena fe y el compromiso de todos el no dar un paso atrás que nadie desea en las restricciones impuestas, ni en el esfuerzo común para paliar la pandemia que sufrimos".

Para leer más