Publicado 08/09/2022 11:04

Salud ofrecerá 850.000€ a una de las afectadas por el intercambio de bebés en el antiguo Hospital San Millán de Logroño

Archivo - Un recién nacido.
Archivo - Un recién nacido. - ANDALUCÍA - Archivo

   LOGROÑO, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Consejería de Salud, atendiendo a la recomendación del dictamen Consejo Consultivo de La Rioja, y "en la línea también de jurisprudencia existente en casos similares", ha ofrecido 850.000 euros como indemnización a una de las afectadas por el intercambio de bebés, en el año 2002 en el antiguo Hospital San Millán de Logroño, y que ha adelantado hoy diario 'La Rioja'.

   Desde el Gobierno de La Rioja, según han señalado a Europa Press, "nos hemos volcado para resolver la reclamación patrimonial que se ha solicitado, siguiendo los trámites correspondientes y con un absoluto y total respeto a los procedimientos judiciales, a la vez que una máxima colaboración".

   Una vez resuelto el dictamen del Consejo Consultivo, Salud "ha decidido, en la línea también de jurisprudencia existente en casos similares, que nuestra propuesta de resolución establezca lo que el Consultivo ha determinado", ha añadido.

   En las conclusiones del Dictamen se establece que "ha de tenerse por acreditada en el expediente la existencia de un daño moral, efectivo, evaluable económicamente e individualizado, producido a la reclamante", así como que "existe relación de causalidad entre los daños morales sufridos por la interesada y el funcionamiento de un servicio público a cargo de la Comunidad Autónoma de La Rioja, concurriendo los demás requisitos exigidos por la ley para que nazca la obligación de indemnizar el daño por la Administración".

   De ahí, se establece que "la cuantía de la indemnización a cargo de la Administración debe fijarse en la cantidad de 850.000 euros".

   Desde el Ejecutivo riojano han señalado que "hoy sería impensable que algo así pudiera pasar", ya que, han explicado que "en 2002 el sistema de identificación de los recién nacidos consistía en la huella digital del bebé impresa en una ficha de cartón, si bien años después se modificó y se pasó a tomar la huella plantar. En la actualidad la identificación se realiza mediante una muestra de sangre del cordón umbilical", ha concluido.

HECHOS

   De hecho, en noviembre de 2021 la titular del Juzgado de Familia confirmó el intercambio de dos bebés, en el año 2002, en el antiguo Hospital San Millán, una vez que se recibió la prueba de ADN de uno de los padres.

   Los hechos, sucedieron hace 20 años, en el ahora derruido Hospital San Millán, cuando dos niñas llegaron al mundo con cinco horas de diferencia y, cada una de ellas, fue entregada a la familia de la otra tras pasar por la incubadora.

   Por ello, una de ellas reclamó a la Consejería de Salud, dependiente del Gobierno riojano, tres millones de euros por el "error humano", que supuso un 'intercambio de bebés' por la que la demandante fue entregada a una madre que no era la suya.

   La ahora demandante nunca vivió con los padres a los que fue entregada y fue criada por la teórica abuela (en realidad abuela de la otra niña) que consiguió su tutela.

   En el año 2017 la abuela quiso presentar una demanda de alimentos al padre al que había sido entregada y una prueba genética sacó a la luz que realmente no lo era. Posteriormente se descubrió que tampoco era hija biológica de la madre a la que había sido entregada.

   Además, salió a la luz que el grupo sanguíneo que tenía asignado en su historia clínica era erróneo. El letrado de la demandante instó a que se le otorgara el beneficio de la mayoría de edad y, con esta condición, se dirigió a la Inspección Médica de la Dirección General de Asistencia, Prestaciones y Farmacia de la Consejería de Salud pidiendo su identificación.

   Inspección abrió una investigación con un abanico de niños que determinó que la confusión sólo podía haberse dado con la otra niña, que nació con cinco horas de diferencia y con la que tiene el grupo sanguíneo cambiado. Otra "anomalía" que se encontró fue el seguimiento del peso, que no cuadraba.

   "El Ministerio Fiscal, que vela por el orden público, inició un procedimiento de filiación y, en enero del 2021, la jueza volvió a pedir un nuevo informe genético pero, casi nueve meses después, aún no se tienen las pruebas", relató el letrado.

   A la vez, el despacho de abogados de la demandante inició una reclamación administrativa de responsabilidad patrimonial por daños morales reclamando una indemnización de más de tres millones de euros, frente a los 215.000 euros que ofreció Salud en ese momento.

   Esto último está parado a expensas de las pruebas genéticas, que ya se han conocido, y que han demostrado, como señaló en su día el abogado que había "hechos elocuentes que demuestran que el cambio se ha producido".

   Finalmente, desde el TSJR se apuntó, no obstante, que "la juez de Familia no ha modificado la filiación de la otra niña porque ni ella como interesada ni quien está inscrito en el Registro Civil como su padre, sea el biológico o no, lo han solicitado". Ha recordado que "la interesada tiene legitimidad para solicitar un cambio en su filiación, si así lo considera, ya que alcanzó la mayoría de edad poco después de iniciarse este procedimiento judicial".

Contador

Más información