Publicado 17/02/2021 12:15CET

Socios de LIF trabajan en un nuevo convenio para las Fases 2 y 3 del soterramiento, que "reequilibre" su financiación

Socios de LIF trabajan en un nuevo convenio para las Fases 2 y 3 del soterramiento, que "reequilibre" su financiación
Socios de LIF trabajan en un nuevo convenio para las Fases 2 y 3 del soterramiento, que "reequilibre" su financiación - EUROPA PRESS

   LOGROÑO, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Los socios que conforman la LIF 2002 -Gobierno de España, Gobierno de La Rioja y Ayuntamiento de Logroño- están trabajando en un nuevo convenio para las Fases 2 y 3 del soterramiento del ferrocarril en la capital riojana, en el que se "reequilibre" la financiación de estos trabajos, una vez que finalice la primera fase.

   Así lo han adelantado la delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán; el director general de Infraestructuras del Ejecutivo regional, Vicente Urquía; y el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, que, este miércoles, han dado cuenta del convenio suscrito entre las tres administraciones para el proyecto de reurbanización del Nudo de Vara de Rey.

   Un convenio que, como ha recordado Caballero, "supone que se pueden licitar y ejecutar" las obras para esta nueva solución en la zona, una vez desechada la construcción del nuevo túnel de Duques de Nájera, y que contemplan un cruce semafórico. Unos trabajos de cuya licitación, adjudicación y dirección de obra se encargará el Consistorio logroñés, con un presupuesto de 4,55 millones.

   De este presupuesto, le corresponderá al Ayuntamiento un 6,26 por ciento, "por mejoras" como la iluminación inteligente, o la mejor calidad del pavimento, superior a la del asfalto previsto inicialmente y "que también contempla más extensión, ya que se recuperan para el peatón 4.000 m2 de espacio público".

   Caballero ha incidido, en este sentido, en que "del 30 por ciento de espacio público que había en el proyecto anterior, se llega con éste al 60 por ciento". El proyecto, que se espera poder iniciar "en otoño, si todos los trámites van bien", como ha señalado Urquía, contempla otras mejoras como la reducción a la mitad del plazo de ejecución -a 10 meses- o el tiempo con Vara de Rey cortado, de 7 a 4 meses.

   El director general de Infraestructuras ha reseñado que "este 2021 va a ser un año histórico para el soterramiento", con la "total licitación" de la Fase 1, el nuevo convenio marco para el futuro de las siguientes fases, y la liquidación de la deuda pendiente en LIF 2002.

   Además, ha afirmado que, para los próximos meses, desde la sociedad se tienen pendientes proyectos por importe de unos 11 millones de euros, entre los que ha señalado "la estación de tracción; la organización de Lobete; el Parque Felipe VI; la STR de Pedregales, por 4,86 millones; la liquidación de la estación de autobuses; esta obra del Nudo; y la cimentación del soterramiento de la subestación de Cascajos".

   Sobre esta última infraestructura, ha recalcado "la voluntad de colaboración" de LIF en este trabajo, no prevista en principio, "pero para lo que, ahora, se trabaja en un convenio que se prevé llevar al Consejo de Administración, para aportar una cantidad de dinero en la cimentación".

   Urquía ha hecho referencia, igualmente, a la previsión "también a lo largo de este año, o, como mucho, del año próximo", para comenzar con la enajenación de suelo. "Con todas las reservas, porque hay que tener en cuenta la complejidad técnica y cómo está el mercado, se podrían ir sacando alguna parcela para final de este año o, como muy tarde, el próximo", ha apuntado.

FUTURO CONVENIO.

   Sobre el nuevo convenio que se está negociando para el futuro del soterramiento, y sin que ello signifique la desaparición de la sociedad "aunque se pueda llamar de otra forma", la delegada del Gobierno en La Rioja ha apuntado que "se está avanzando" para llevar una propuesta al Ministerio de Transportes, "en el que se dé un equilibrio de intereses y compromisos entre todas las partes".

   "Se trata de consensuar una propuesta entre las tres administraciones, para colaborar también en la financiación del futuro del soterramiento. Se trata de trabajar y dialogar para avanzar, sin usar este proyecto como un arma política. Nuestro principal interés es que el soterramiento no pare, y no va a parar. El resto es ruido interesado que tiene poco que ver con hacer ciudad", ha dicho Marrodán.

   Para la delegada del Gobierno, "el objetivo es que, con diálogo, colaboración y consenso permanente, se alcance la mejor solución posible para el soterramiento en Logroño". "El nuevo convenio se viene negociando con propuestas desde mayo de 2020. Se busca avanzar en detalles y equilibrios, con apoyo y financiación conjunta reequilibrada para las Fases 2 y 3", ha reseñado.

   Urquía ha apuntado, en esta línea, que "lo primero" en estas futuras fases "será el tema ferroviario", con el cambio a la vía de alta velocidad "del que debe ocuparse ADIF" y que está aun pendiente del trazado de la línea con Miranda "lo que puede afectar a por dónde puede salir la vía en Logroño". Posteriormente, Gobierno de La Rioja y Ayuntamiento colaborarán en los temas de urbanización, "como la cubrición".

Para leer más