Publicado 14/07/2021 12:48CET

La subestación de Cascajos será subterránea en la misma ubicación, estará para inicios de 2024 y costará 5,89 millones

Archivo - La subestación eléctrica de Cascajos podrá estar soterrada para finales de 2023, con un coste municipal de 4,4 millones
Archivo - La subestación eléctrica de Cascajos podrá estar soterrada para finales de 2023, con un coste municipal de 4,4 millones - GOOGLE MAPS - Archivo

   LOGROÑO, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La actual subestación eléctrica de Cascajos será sustituida, en la misma ubicación actual, por otra totalmente subterránea -a 5,5 metros bajo el suelo-. Con unas obras que comenzarán en unos cuatro meses con una inversión de 5,89 millones de euros, la previsión es que la instalación esté en funcionamiento a comienzos del año 2024.

   El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y el delegado institucional de Iberdrola en La Rioja, Carlos Sobrino, han firmado este miércoles el convenio para llevar adelante este proyecto, en el que la eléctrica se ha comprometido a aportar 1,5 millones de euros al presupuesto total.

   Los 4,39 millones restantes, en principio, serán financiados por el propio Ayuntamiento logroñés, con pagos "que se pueden abordar perfectamente", como ha asegurado el alcalde, quien ha apuntado, además, que "estamos negociando con LIF para ver su pueden hacer una aportación" a la inversión total, "que sería muy bienvenida".

   "Este convenio -ha dicho Hermoso de Mendoza- es el fruto de un trabajo realizado durante meses, desde el comienzo de este mandato, que ahora fructifica en un acuerdo de los más esperados e importantes para la ciudad".

   El primer edil ha explicado que, de acuerdo con el acuerdo, "las obras son complejas, serán ejecutadas por Iberdrola y se dividen en cinco partes". Así, en la primera de ellas, que tendrá una duración de cuatro meses, se presentarán los proyectos Técnico Administrativo, de Desmontaje y Técnico de Actividad.

   En la segunda se obtendrán las autorizaciones administrativas y la licencia de obras. En la tercera, se licitará y adjudicará, se instalará la STR provisional, se desmontará la actual subestación y se iniciará la construcción del edificio.

   En este sentido, Carlos Sobrino ha apuntado que "es una operación técnica complicada", en la que se utilizará la parcela contigua, anteriormente del Gobierno de La Rioja, para instalar una subestación portátil, "y apoyada por la red, porque no tiene por sí misma la capacidad necesaria".

   En la cuarta parte, "que se prevé comience dentro de 23 meses" y una vez liberada la parcela actual, "se iniciarán las obras de la nueva subestación que podrá estar finalizada, si esta programación sigue su curso a comienzos del año 2024". La quinta fase corresponde al desmontaje o retirada de la estación provisional.

   Iberdrola cede gratuitamente al Ayuntamiento de Logroño la parcela liberada tras la finalización de las obras, parte para uso de viales y parte para espacio libre público.

   Tras diversos estudios, se mantiene la Subestación Eléctrica de Cascajos en su ubicación actual. Se trata de un proyecto de soterramiento completo, el equipamiento queda por debajo del nivel de la calle Miguel Delibes, y solo serán visibles los edificios de acceso y las chimeneas.

   La integración de edificios de carácter industrial y de infraestructuras en las ciudades es no sólo conveniente si no necesario para mantener las prestaciones de calidad de los servicios que requiere la actividad urbana.

   El estudio de alternativas del cerramiento lo han realizado Iñaki Ábalos y Renata Sentkiewicz. "El estudio de alternativas incluye un cuidado diseño arquitectónico que envolverá estas instalaciones de forma novedosa y contribuye a que Logroño siga mejorando estética y funcionalmente perfeccionando el desarrollo del barrio de Cascajos", ha indicado el alcalde.

   Como ha apuntado Carlos Sobrino, "este acuerdo al que se ha llegado es el mejor para Logroño". "Para este tipo de subestaciones siempre la mejor solución es su integración en la trama urbana, y se debe hacer correctamente, es decir, con la última tecnología, con seguridad y con integración estética. Y esas tres condiciones aquí se cumplen", ha dicho.

   Además, en palabras de Sobrino, los trabajos se harán "con unas condiciones económicas muy favorables", en comparación con la alternativa contemplada con anterioridad, que suponía el traslado de la subestación a otra ubicación, "con un coste que fácilmente podría ser el doble que el que se propone ahora".

   Ha subrayado que se trata de una subestación "subterránea", con los equipos eléctricos a 5,5 metros bajo la cota cero, con lo que solamente van a ser visibles los accesos y las chimeneas de ventilación , "y eso con una estética cuidada para que esté perfectamente integrado".

SUBESTACIÓN TRANSFORMADORA DE REPARTO "CASCAJOS".

   La Subestación Transformadora de Reparto "Cascajos" se instaló en 1990 en lo que todavía era el Polígono Industrial Cascajos para atender el incremento de demanda que ya no se podía cubrir con la STR de Varea y la de El Arco.

   Actualmente asume una parte muy importante del sector Centro-Sur de la ciudad con notables demandas de energía en permanente aumento. Por ello, la situación actual, en el centro físico de la demanda, representa la mejor ubicación porque no tiene apenas pérdidas.

   Otras ventajas son el aumento en la seguridad de las personas como resultado de la aplicación de la nueva normativa. Al ser una subestación formada por sistemas blindados, el campo eléctrico se confina en las pantallas o envolventes de los componentes por lo que no existirán influencias exteriores.

   También la reducción del impacto ambiental al disminuir la emisión de ruidos, vibraciones o campos eléctricos y magnéticos; la mejora de la calidad de suministro de la ciudad al incluir las últimas novedades tecnológicas; y la disminución de afección a otros servicios como agua, gas o telecomunicaciones.

   Por último, una reducción de la superficie ocupada del 50% aproximadamente, lo que ayuda a una mayor integración estética en el entorno, a la libración de espacio público y del terreno necesario para completar el vial de Miguel Delibes.

Contador