Actualizado 18/12/2009 18:57 CET

UGT de La Rioja exige "la paralización" de la privatización de servicios públicos en la comunidad

LOGROÑO, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Comité Regional UGT de La Rioja exigió hoy al Gobierno riojano la paralización de las distintas fórmulas privatizadoras de los servicios públicos en la comunidad, al entender que, "mediante la concertación, tiende a sacar del sector público los servicios sanitarios y el bachillerato, entre otros".

El sindicato celebró hoy reunión de su Comité Regional, en la que se dio el visto bueno a una resolución, en la que también critica "la ambición" de la Federación de Empresarios de La Rioja (FER) de "adelgazar" los servicios públicos, ya que "la privatización solo traerá más precariedad y no un beneficio para el conjunto de la ciudadanía".

Del mismo modo, en el texto de la resolución se reclama al presidente regional, Pedro Sanz, que convoque una conferencia de alcaldes "que establezca pautas comunes en las iniciativas económicas, así como medidas sobre protección a los trabajadores que anticipen los problemas que surgirán en torno a la finalización de prestaciones por desempleo".

Igualmente, el sindicato pide a la patronal riojana "la apertura del diálogo bilateral para resolver la paralización de la negociación colectiva", y a su presidente, Julián Doménech, que acepte una negociación que "encauce los problemas laborales en la región".

De acuerdo con el análisis que realiza el Comité Regional ugetista de la situación económica actual en la comunidad, "la evolución de la economía riojana en los últimos meses mantiene un comportamiento muy desfavorable", entre lo que destaca que "la destrucción del empleo ha sido especialmente severa".

Especial énfasis pone en la paralización de la negociación colectiva, que, según sus datos, ha provocado que unos 79.000 trabajadores riojanos no hayan actualizado sus salarios en 2009; además de que las empresas riojanas han presentado unos 140 expedientes de regulación de empleo, en su gran mayoría de regulación temporal, además de la "incalculable cifra" de salarios impagados.

En este sentido, UGT de La Rioja apunta que "el mercado debe operar dentro de las reglas fijadas por los poderes públicos, frente a quienes se han enriquecido con la especulación" y critica sobre todo a la banca en La Rioja, que "no cumple con su función de inyectar crédito a la pequeña y mediana empresa ni a las familias".

Incide el sindicato en que "no estamos dispuestos a aceptar el abaratamiento del despido o eliminar las tutelas administrativas a los procesos laborales", mientras que demandan, por otro lado, "el refuerzo de la protección social" o el incremento del salario mínimo de 600 a 800 euros.

La resolución detalla que "la recuperación económica ha de venir impulsada por el tránsito hacia otro modelo productivo, con más industria tecnológica, investigación, desarrollo e innovación", pero, mientras se produce este cambio, debe continuar la actividad de la construcción en La Rioja para permitir el reciclaje y la readaptación del excedente de trabajadores hacia otros sectores.

Por último, propone la puesta en marcha de un plan de revitalización de la vivienda de protección oficial y en régimen de cooperativa; al igual que considera importante potenciar la rehabilitación del parque de viviendas en la región, "ofreciendo un fuerte impulso desde las administraciones regional y local".