Publicado 04/02/2021 16:23CET

"Este verano habrá obras" en Puente Mantible, que estará restaurado "en 6 a 10 meses" de trabajos

Arco derrumbado del Puente Mantible en el lado logroñés
Arco derrumbado del Puente Mantible en el lado logroñés - AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO

   LOGROÑO, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El concejal de Patrimonio del Ayuntamiento de Logroño, Adrián Calonge, ha asegurado este jueves que "este verano habrá obras" en el Puente Mantible, que, según ha calculado, "estará restaurado en 6 a 10 meses" desde el comienzo de esos trabajos.

   Así lo ha asegurado el edil durante su intervención en el pleno ordinario del mes de febrero, que hoy ha celebrado el Consistorio logroñés. El Grupo Municipal de Ciudadanos había solicitado la comparecencia en la sesión del alcalde, Pablo Hermoso de Mendoza, para dar explicaciones por el colapso del arco del puente, el pasado día 25 de enero.

   Como ha recordado Calonge en sus primeras explicaciones, Puente Mantible "enmpezó a estar en los presupuestos en el año 2003", para, después de años de no saberse nada, "volver en 2017, con un primer informe, y luego, en 2019, otro sobre las cargas, con un diagnóstico de la pila 2 y del arco 1, que hablaba de la necesidad de intervenciones urgentes, pero no valoraba el estado integral del puente".

   Fue ya con el actual Gobierno municipal, en agosto de 2019, cuando se mandó hacer una prueba subacuática, por primera vez, que reveló la existencia de la oquedad bajo el puente "que tenía 6 metros de largo, 0,40 de ancho y 2,70 de profundidad", que podría provocar el colapso de la estructura "por el hundimiento de la pila, por el giro de la pila o por lo que finalmente ha pasado, la caída del arco".

   Se llegó entonces a la conclusión de que "cualquier afección en el estribo de la margen derecha, en la pila 2 o en el arco ya tocado, podrían provocar que el puente se tumbara". En octubre de 2019 se recibió el informe definitivo "y se optó por una intervención ambiciosa y global, que no fuera un parche que solo añadiría peso a la estructura, con más riesgo de colapso".

   Así, en el presupuesto de 2020 se incluyeron dos partidas: una de 60.500 euros para la asistencia técnica para el proyecto; y otra, de 250.000 euros, para las obras. Se adjudicó en mayo, con un presupuesto final de obra que se incrementó hasta los 705.000 euros "para solucionar los principales problemas: el rellenado de la oquedad con mortero; el movimiento de la pila, parándolo e intentando revertirla a su posición original; y el calzado del estrato rocoso natural de la base".

   Además, se pensó en construir una cimbra de cimentaje de hormigón, "una estructura de hierro, acero y madera bajo el puente, para ir acomodando el arco", se taparían las dovelas faltantes y se actuaría sobre la vegetación invasora. "Lamentablemente, con todas estas actuaciones, no se hubiera llegado a tiempo para evitar la rotura del puente en el arranque de la margen derecha y en la pila 2", ha dicho.

   Y, sobre la posibilidad de haber intervenido de urgencia, Calonge ha confirmado que "cualquier intervención que se pudiera haber hecho hubiera influido en el peso del puente, y se hubiera caído igualmente, incluso peligrando toda su estructura y, lo que es peor, con los trabajadores allí". Además, ha señalado el retraso que supone "tener que pedir los permisos necesarios a la CHE" para actuar en el río.

   Con todo, ha afirmado que "se sigue trabajando" y que, en las próximas semanas, "se reformará la asistencia técnica para incluir el proyecto de reconstrucción del puente". De este modo, se volverá a activar la licitación, ahora paralizada, "para sacarla con los cambios", si bien los plazos que se manejan "siguen siendo los mismos", lo mismo que el presupuesto de 705.000 euros "que confiamos que sea suficiente".

   Para el portavoz de Ciudadanos, Ignacio Tricio, solicitantes de la comparecencia, "ha sido un desgraciado derrumbe", y ha lamentado "que el alcalde haya tardado una semana en ir a hacerse la foto", al tiempo que ha afeado al equipo de Gobierno "haberse excusado en en el temporal, cuando nieve o mal tiempo ha habido muchas veces, o en la pandemia, cuando se han hecho otras obras no tan urgentes en la ciudad".

   "El problema no es que el concejal no haya trabajado, que estoy seguro de que lo ha hecho y muy bien, sino que si se sabía realmente la posibilidad de colapso, porqué no se ha actuado de urgencia. Han tenido 18 meses de mandato para hacerlo. Vamos a actuar ahora, vamos a cuidar nuestro patrimonio, porque esto es un fracaso entre todos, aunque han tenido la mala suerte de que se les ha caído a ustedes", ha señalado.

   En palabras del portavoz regionalista Rubén Antoñanzas, "analizando la historia de años, solamente cuando ha estado el Partido Riojano en el Gobierno de este Ayuntamiento ha sido cuando se ha cuidado el patrimonio de Logroño", con la inclusión de Puente Mantible en el presupuesto en 2008; un estudio para su puesta en valor en 2009; o el acuerdo para volver a introducirlo en las cuentas en 2018, antes de llegar este mandato.

   El portavoz de Unidas Podemos, José Manuel Zúñiga, ha dicho que "la realidad es que la caída del arco ha sido una auténtica pena, se veía venir hace tiempo, y eso es lo que nos señala a todos", por lo que ha considerado "intolerable que algunos quieran lavarse las manos". Con todo, ha apuntado que "estamos en un punto y seguido, tengo confianza en que, al final de la Legislatura, el puente va a estar mejor que como nos lo encontramos".

   Por parte del Grupo Municipal del PP, su portavoz Conrado Escobar ha afirmado que "es un fracaso histórico y colectivo, fruto de un abandono secular, pero que les ha ocurrido a ustedes, en el mandato de Hermoso de Mendoza", por lo que ha preguntado al Ejecutivo local "porqué no se intervino con urgencia si el desplome era inminente, porqué no se aseguraron las estructuras para seguir luego con el proyecto", a lo que ha sumado las cuestiones "sobre el futuro del puente, cuándo y qué se va a hacer, porque, por ahora no tenemos nada".

   El portavoz del PSOE Iván Reinares ha asegurado que "este Gobierno municipal actual es el que tiene más interés por trabajar en este proyecto", tras un colapso que ha definido como "doloroso" y ante el que ha lamentado que "la oposición no arrime el hombro y aproveche esta desgraciada circunstancia para sacar rédito político", si bien ha hecho también "autocrítica" y ha pedido "trabajar para que no vuelva a suceder algo así".

   La comparecencia la ha cerrado el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, quien ha destacado el "ejercicio de honestidad política" que los concejales Calonge y Antoñanzas tuvieron al dar explicaciones en rueda de prensa al día siguiente del derrumbe, y ha insistido a la oposición en que "se han explicado de sobra las razones por las que no se pudo intervenir, razones técnicas y razones sobre todo de seguridad de los trabajadores".

   Ha subrayado que "no hay más compromiso y voluntad política" con un proyecto "que ponerlo en el presupuesto con más de 700.000 euros" tanto en 2020 como en 2021 "para restaurar el puente, porque se ha caído, pero se va a restaurar con los criterios técnicos para que quede de la mejor manera posible".

   A ello, ha sumado la remodelación de todo el entorno, "una de las zonas más bellas que tenemos en Logroño", dotándolo de accesibilidad "para poder conocerlo". Y todo, contando con la colaboración "entre comunidades -en referencia a la parte alavesa-; con la Comunidad Autónoma, como estaba previsto; y hasta con agentes privados de la vitivinicultura". "Veremos en 2023 cómo está el puente. Nuestro compromiso es dejarlo mucho mejor", ha concluido el alcalde.

Para leer más