Publicado 21/09/2022 16:29

Vida Silver organiza una visita gratuita a la exposición Julio González y Pablo Picasso en la Fundación Mapfre

Proyecto para un monumento  a Guillaume Apollinaire, París,  otoño de 1928
Proyecto para un monumento  a Guillaume Apollinaire, París,  otoño de 1928 - SUCESIÓN PABLO PICASSO. VEGAP, MADRID, 2022.

MADRID, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La plataforma Vida Silver ha organizado una visita guiada gratuita el próximo día 6 de octubre para disfrutar de una visita guiada a la exposición 'Julio González, Pablo Picasso y la desmaterialización de la escultura', en la Sala Recoletos de la Fundación Mapfre de Madrid.

En concreto, 20 personas tendrán la oportunidad de disfrutar de esta experiencia y las invitaciones se asignarán por orden de solicitud, teniendo como requisito imprescindible estar registrados en la plataforma Vida Silver.

Tras la visita, los asistentes podrán disfrutar de un vino español
durante el que podrán intercambiar impresiones con el resto de asistentes y podrán llevarse a casa el catálogo de la exposición, todo ello de manera gratuita, ha informado Ifema Madrid en un comunicado.

Esta visita se encuadra en la iniciativa Experiencias Vida Silver que la plataforma puso en marcha el pasado mes de mayo con el objetivo de crear comunidad y unir a los miembros de esta generación que comparten los mismos intereses.

En esta ocasión, lo hará mediante esta visita a esta exposición que se enmarca dentro de los actos conmemorativos del año de Picasso y que ofrece una nueva aproximación en torno al trabajo conjunto de los dos artistas a lo largo del período 1928-1932.

Este tema, que ya ha sido estudiado con anterioridad, suele abordarse desde dos premisas que condicionan el sentido y el alcance de la investigación. Por una parte, la idea de que la colaboración entre Pablo Picasso (1881-1973) y Julio González (1876-1942) dio lugar a un nuevo tipo de escultura, en hierro, que jugaría un papel fundamental en el escenario
artístico de las décadas centrales del siglo XX.

La segunda premisa estriba en la decisión de encerrar la investigación dentro de los límites del pequeño conjunto de obras producidas entre
ambos, un total de once esculturas, siete de ellas bocetos de pequeño tamaño.

La tesis defendida en esta exposición se aleja de aquellas dos premisas y plantea un discurso científico que tiene en cuenta un contexto mucho más amplio. Por un lado, el período en el que se produce la escultura metálica durante la década de 1920, así como los trabajos individuales del propio González en este campo antes de su colaboración con Picasso.

Por otro, la exposición quiere mostrar que las afinidades artísticas e inquietudes comunes de ambos no se limitan a este periodo concreto, sino que comienzan en la Barcelona modernista de principios de siglo XX y continúan en París hasta el fallecimiento de González en 1942.

Contador

Más información