Actualizado 17/05/2007 01:36 CET

27-M (Ampl.).- Guerra compara el 'tamayazo' con "el exterminio nazi, la bomba atómica o Guantánamo"

Simancas afirma que "un voto socialista en casa es igual que votar a Esperanza Aguirre"

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra comparó hoy el 'tamayazo' que impidió gobernar la Comunidad de Madrid al socialista Rafael Simancas en el verano de 2003 con "el exterminio nazi, el lanzamiento de la bomba atómica, el lanzamiento de napalm sobre la población civil en Vietnam" o la situación en las cárceles de Guantánamo y Abu Graib.

Guerra, que participó en Móstoles en un mitin en apoyo del candidato socialista a la Comunidad, Rafael Simancas, aseguró que "cada generación tiene sus vergüenzas" y, tras relatar las anteriores situaciones, afirmó que "en España hay muchas vergüenzas, como que se compre la Presidencia de una comunidad autónoma".

El ex dirigente socialista, que se preguntó si esa operación se pagó "con el dinero que sacaron con poner la estación del AVE en Guadalajara en un territorio comanche", señaló que a Simancas "le robaron el Gobierno de Madrid comprando a dos personas", en referencia a los tránsfugas Eduardo Tamayo y Maite Sáez. "Es una vergüenza que hay que lavar", afirmó.

Jaleado por cerca de 800 personas que abarrotaban el teatro El Bosque, Guerra aseguró que "es de justicia reparar eso y reponer al presidente de la Comunidad de Madrid", en referencia a Simancas, al que definió como "una persona muy rigurosa y muy trabajadora" que "lo va hacer muy bien" y "de sobresaliente cum laude" en comparación con la candidata del PP, Esperanza Aguirre, a la que se refirió en todo momento como "la señora".

"Y qué señora --señaló el dirigente socialista ante el alborozo de los asistentes al mitin, que le lanzaban gritos como "eres el mejor"--. No se puede decir nada porque dirán que es machismo, pero qué señora, qué estilo tiene la señora. Que se lo pregunten a Gallardón".

"MOSTOLEÑO DE SEVILLA"

El ex vicepresidente, que se confesó "mostoleño de Sevilla por una noche", también elogió a la candidata socialista de la localidad, Paz Martín --"una elegancia, una belleza, una cosa...", destacó--, y la comparó con el alcalde popular, Esteban Parro, al que se refirió en varias ocasiones como "Parro, Tarro, Barro o como se llame".

Guerra, que trufó una intervención que se prolongó durante más de una hora con constantes críticas y bromas sobre los dirigentes del PP, centró su discurso en llamar a la participación electoral porque, según argumentó, "el voto del más poderoso de Móstoles vale lo mismo que el del más humilde".

"La derecha, sin subir un solo voto, gana o no gana --dijo--. Depende de lo que se abstenga la izquierda, de los que no van a votar. Esa papeleta vale muchísimo, puede cambiar una ciudad y una comunidad, si votan o no votan".

SIMANCAS: "QUEDARSE EN CASA ES VOTAR A AGUIRRE"

Simancas, que fue recibido con gritos de "presidente, presidente", condicionó su victoria electoral el próximo 27 de mayo a que "el sur vote exactamente igual que el centro y el norte", y aseguró que "un voto socialista en casa es exactamente igual que un voto para Esperanza Aguirre".

Tras comprometerse a hacer de la educación "la prioridad entre las prioridades" de su mandato, el candidato socialista aseguró que las desigualdades en el ámbito escolar le "revuelven las tripas" porque, según apuntó, "no hay nada más perverso". De igual forma, acusó a la presidenta de estar "decidida a boicotear, una por una, todas las leyes socialistas del Gobierno de España".

Paz Martín, por su parte, aseguró que la victoria socialista "está en el ambiente" a pesar de la "apabullante propaganda" del PP, y advirtió a Simancas de que, cuando sea "presidente", ella será "la alcaldesa más reivindicativa del sur" de Madrid.