El 55% de los madrileños ven "negativas" las medidas de Madrid Central, según una encuesta de Moovit y PONS

Marcha contra el macrovertedero de Loeches
CEDIDA
Publicado: jueves, 29 noviembre 2018 11:46

MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El 55 por ciento de los participantes en una macroencuesta de Moovit y PONS Seguridad Vial califica de "negativas" las limitaciones al tráfico de Madrid Central, aunque el 58 por ciento reconozca que la medida ayudará a reducir la contaminación de la capital.

Según los datos extraídos de las respuestas de los 17.126 madrileños que participaron en la encuesta, el 53 por ciento teme una saturación del transporte público tras la entrada en vigor de esta Zona de Bajas Emisiones.

Respecto al grado de conocimiento de Madrid Central, un 41 por ciento declaró no estar debidamente informados sobre los detalles de Madrid Central y, en ese contexto, uno de cada cuatro ciudadanos reclama más información sobre los criterios de acceso a la zona de acceso restringido delimitada por el Ayuntamiento.

La gran mayoría de los que se desplazan al centro dicen hacerlo en transporte público (por este orden: metro, autobús y cercanías) mientras que el 20 por ciento dice utilizar el coche privado.

De ellos, solo un 14 por ciento está dispuesto a dejar de utilizar el coche en sus desplazamientos al centro mientras que el 68 por ciento afirma que no cambiará sus hábitos de desplazamiento y otro 16 por ciento afirma que no volverá a visitar el centro de Madrid en las condiciones que exige Madrid Central.

Casi un 25 por ciento cree que habrá más ventajas para el peatón y un 5 por ciento afirma que la principal ventaja será que habrá menos ruido, mientras que casi uno de cada tres (31%) afirmó que la medida no les supondrá beneficio alguno.

Preguntados por los principales inconvenientes que se derivarán de Madrid Central, casi un 53 por ciento coincide al afirmar que el principal impacto negativo que supondrá Madrid Central será un transporte público más saturado.

En menor medida, los usuarios temen tener que dedicar más tiempo en sus desplazamientos al centro mientras que casi un 13 por ciento considera que será prácticamente imposible utilizar el coche para llegar al centro de la capital.

Finalmente, un 18 por ciento de los encuestados afirmó que la medida no les supondrá inconveniente alguno.

Según Yovav Meydad, CMO de Moovit, el pesimismo que subyace en la encuesta en torno a las consecuencias que sobre el transporte público tendrá Madrid Central "debería interpretarse como una excelente oportunidad para que los gestores del transporte público vuelvan a liderar la movilidad en la ciudad apoyándose en la tecnología y una gestión inteligente de los datos que les permita ofrecer al ciudadano una mejor experiencia de usuario y un servicio eficaz adaptando la oferta al previsible aumento de demanda de transporte público".

Para Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial, la encuesta refleja que la implementación de políticas públicas restrictivas o sancionadoras es un ejercicio de poder público cuya aceptación depende en gran modo de la comunicación y el momento o modo político en que se implemente.

De las respuestas obtenidas si parece claro que hubiera sido necesario un mayor esfuerzo de comunicación, por una parte, y en segundo lugar, un momento político más adecuado.

La implementación de acciones en los últimos meses de legislatura, y no en el segundo o tercer año, denota que los ciudadanos perciben una cierta falta de planificación", concluyó el responsable de la consultora de movilidad.

Más información