Actualizado 03/06/2007 19:14 CET

El 67% de los incendios se producen por causas desconocidas en la Comunidad de Madrid

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 67% de los 1.800 incendios registrados en la Comunidad de Madrid durante el periodo 1996/2005 son de causa desconocida y el 24% son debidos a negligencias producidas en actividades con riesgo de incendio y otras causas accidentales, según los datos facilitados por Ecologistas en Acción.

Asimismo, el 6% son incendios intencionados, el 2% son originados por la caída de rayos y un 1% se debe a reproducción de incendios que ya habían sido controlados.

"Resulta escandaloso el elevado porcentaje de casos en los que se desconoce la causa del incendio, teniendo en cuenta que es la Comunidad Autónoma que más invierte por hectárea y año en prevención y extinción de incendios", señala esta organización, puesto que si se desconocen las causas de los incendios, difícilmente puede realizarse una adecuada política de prevención.

"Posiblemente, si se mejorase el estudio de causas y se intentara evitar la causa que provoca el fuego podrían reducirse el número de incendios forestales y parte de las inversiones necesarias para su extinción. Para ello, se debe realizar una adecuada regulación normativa de las prácticas de riesgo garantizando su aplicación", manifiesta.

A juicio de los ecologistas, el grado de vulnerabilidad aumenta progresivamente debido a una cada vez mayor dispersión territorial de los asentamientos humanos y a la carencia de planes locales de emergencia por incendios forestales dotados y operativos, por lo que "se debe de adoptar la restricción e incluso la prohibición de la construcción de nuevas áreas residenciales aisladas de los núcleos tradicionales de población en terrenos con una elevada carga forestal".

"La dispersión territorial con nuevas áreas residenciales en espacios forestales, incluso en algunos espacios naturales protegidos como el futuro Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, está aumentado el grado de vulnerabilidad y de peligro sobre personas, bienes y medio ambiente", indica en un comunicado. Además, "con frecuencia, se convierte en un factor de distracción que favorece la propagación del fuego al concentrarse los medios de extinción en salvaguardar la integridad de las personas".

"Son precisamente los términos municipales con una amplia dispersión territorial, con presencia de parcelaciones y urbanizaciones legales e ilegales, las que presentan los índices más elevados de riesgo de frecuencia de incendio forestal", plantea Ecologistas.

Y añade: "Estos incendios de transición urbano-forestal, representan un gran riesgo para la zona tanto por la constante construcción en zonas forestales, como por la sobrepoblación en la época estival".

Según esta organización, los incendios forestales son uno de los principales problemas ambientales, ya que en los últimos 6 años el fuego ha arrasado aproximadamente 1 millón de hectáreas de cubierta vegetal, el 4% de la superficie forestal y el 2% de la superficie del país. El 70% de los incendios que se producen cada año en España, se producen en el noroeste peninsular, y es en esta zona donde se concentra más del 60% de la superficie forestal quemada en todo el país.

La principal causa que provoca los incendios forestales es la utilización del fuego en determinadas prácticas agrícolas y ganaderas que suman el 53,65% de todos los incendios forestales con causa conocida. Concretamente las quemas de restos agrícolas suponen el 31,75%, y las quemas de matorral para crear pastos el 21,9%.

Lo más leído

  1. 1

    Miguel Ricart, condenado por el crimen de Alcàsser, localizado en Madrid en una identificación rutinaria policial

  2. 2

    'Las niñas' y 'Antidisturbios', triunfadoras de unos Premios Forqué dedicados a los "héroes anónimos" de la pandemia

  3. 3

    Ivonne Reyes, radiante de felicidad tras hundir de nuevo a Pepe Navarro en los Tribunales

  4. 4

    Detenidas cinco personas como presuntos colaboradores del sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes

  5. 5

    Detenido en Mijas (Málaga) el sospechoso de arrojar ácido a dos jóvenes, una de ellas su exnovia