Absuelto el exalcalde de Cobeña de los delitos de prevaricación administrativa y coacciones

Exalcalde de Cobeña asegura que no amedrentó a policías locales por unas multas y agentes afectados apuntan a coacciones
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/05/2019 15:37:36CET

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto al exalcalde de la localidad madrileña de Cobeña Eugenio González Moya, al exconcejal de Deportes, Seguridad, Transporte, Medio Ambiente y Nuevas Tecnologías, Carlos Laureano Herrero y al jefe de la Policía Local, Sergio Caparraz Sotillo, de los delitos de prevaricación administrativa y coacciones de los que estaban acusados.

El exalcalde de Cobeña fue denunciado por algunos policías, por presuntas coacciones, por unas multas impuestas en julio de 2010 contra varios vecinos en una zona donde habitualmente se permitía el estacionamiento.

En su declaración, el pasado 11 de marzo, el exregidor dijo que no tenía dudas de que se interpusieron para "hacer daño" al Gobierno local por "discrepancias ante la intención de crear un nuevo turno de noche en el Cuerpo y las dificultades que había para rubricar el nuevo convenio colectivo".

Frente a esta visión, tres agentes de Policía local sí manifestaron que se sintieron "coaccionados" por el exregidor y el exconcejal de Seguridad del municipio Carlos Laureano, dado que avanzaron la apertura de expedientes disciplinarios por ello, se les redujo su retribución en lo relativo a un complemento de productividad y se les llamó "delincuentes" en un pleno por parte del exalcalde.

En la sentencia, fechada a 26 de abril y a la que ha tenido acceso Europa Press, la Audiencia absuelve al jefe de la Policía Local de esas coacciones, ya que algunos agentes manifestaron que no se les amedrentó en el ejercicio de sus funciones, sino que se les comunicó de común acuerdo con los otros dos acusados que se les quitara el anticipo de 300 euros que estaban percibiendo en virtud del convenio firmado meses atrás.

"El jefe de Policía local declaraba que a él le afectaba como a los demás integrantes el complemento de productividad, cuya aprobación en absoluto dependía de él, por lo que este hecho de acusación se encuentra vacío de prueba incriminatoria", ha determinado el juzgado.

Asimismo, otros agentes indicaron que la conversación que mantuvieron el jefe del Cuerpo se enmarcó en una "reunión laboral" y se les imputaba "que con ánimo de amedrentar a los agentes les manifestaron la intención de abrirles expedientes a los agentes que denunciaron la retirada de las sanciones de tráfico por mal aparcamiento"

No obstante, en la vista oral ninguno de los agentes pusieron en boca de Caparroz esas palabras, por lo que "no queda acreditado que este acusado ejerciese coacción a los agentes de Policía que le denuncian".

Respecto a los otros dos acusados, el exalcalde y exconcejal, han entendido que la conversación "se mantenía en el ámbito de una reunión de carácter laboral", quienes tenían la percepción de que dichos agentes estaban ejerciendo presión de cara a la negociación del Convenio Colectivo.

"El contexto en el que se producen las conversaciones y las expresiones en sí no tienen encaje en el Código Penal", determina la Audiencia.

Contador

Para leer más