Un acusado de asesinar a golpes a un constructor en Nuevo Baztán se desvincula del crimen

Publicado 09/09/2019 14:55:02CET
Sede De La Audiencia De Madrid
Sede De La Audiencia De MadridEUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un acusado de asesinar el 17 de mayo de 2016 a un constructor de 61 años en el municipio madrileño de Nuevo Baztan mantiene que no participó en el crimen conforme a la ausencia de pruebas que demuestren con contundencia su autoría.

Así lo ha mantenido su defensa durante la exposición previa al juicio que ha arrancado este lunes contra Nicolae Stan, de nacionalidad rumana, en la Audiencia Provincial de Madrid con la selección del jurado.

Mañana declarará el procesado, que se enfrenta a una petición fiscal de veinte años de cárcel por un delito de asesinato. La familia de la víctima, su mujer y su hija, pide una condena de 25 años de cárcel.

La víctima fue Luis Lozano, un empresario de 61 años que se dedicaba a la construcción y a la instalación de aparatos industriales. Una banda de ladrones le abordó en su chalet de lujo de la urbanización Eurovillas, perteneciente a Nuevo Baztán, y le dio una paliza brutal que acabó con su vida.

La fiscal sostiene que el procesado estaba entre el grupo de personas asaltantes y que fue el encargado de tapar las cámaras para evitar que se identificara a los delincuentes. "Si fue un robo, por qué dejaron la cartera cuando le mataron", ha preguntado dirigiéndose a los miembros que componen el tribunal del jurado.

La investigación policial acabó sin dar con el móvil del crimen, cuyo motivo pudo ser un robo que acabó mal o un ajuste de cuentas. La representante del Ministerio Público sostiene que se trató de la segunda de las hipótesis, dado que el fallecido se beneficiaba de dinero que recibía de desconocidos, un extremo al que se ha opuesto el abogado que representa a la acusación particular.

La defensa del acusado ha insistido en que "no se puede culpar sin certeza" y ha subrayado que en la instrucción judicial no se habló de un hipotético ajuste de cuentas.

Durante el registro de su casa no se halló ningún indicio incriminatorio, al igual que tampoco se encontró en la inspección de su coche. El análisis del móvil del acusado no reveló nada y no hay testigos que le sitúen en el escenario del crimen, según expone su letrado.

Además, ha recordado que la causa contra su cliente se archivó por el instructor pero siguió adelante con el cambio del criterio del juez con las mismas pruebas.

"Las pruebas no apuntan a Nicolae. Esas pruebas podrían haber apuntado a cualquier otra persona", ha recalcado el letrado, quien ha mantenido que su cliente no participó en los hechos objeto del procedimiento.

RELATO FISCAL

Sobre las 23.20 horas el acusado y otras personas no identificadas circulaban a esa misma hora a bordo de una furgoneta por el centro comercial Eurovillas donde comenzaron a seguir a su víctima que se dirigía a su domicilio.

Antes de que la persona fallecida llegara a entrar en su casa, Nicolae Stan junto con otras personas no identificadas accedieron a la vivienda de forma violenta y taparon con cinta adhesiva los objetivos de las dos videocámaras ubicadas en el interior del inmueble.

Cuando la víctima entró en su vivienda el acusado se abalanzó sobre el él y le propinó varios golpes y puñetazos que hicieron que cayera al suelo.

A continuación Nicolae Stan "con ánimo de acabar con la vida" del hombre le presionó fuertemente el cuello para estrangularle "al tiempo que tapaba las vías respiratorias (nariz y boca) con la otra, lo que provocó la muerte inmediata por asfixia".

Poco después el acusado se dirigió al despacho sito en la zona del sótano "y procedió arrancar el cableado del sistema de grabación y almacenamiento de las imágenes de videovigilancia, llevándoselos para evitar ser identificado".

Contador

Para leer más