29 de febrero de 2020
 
Publicado 12/02/2020 12:43:22CET

Aguado insiste a Vox que la ley LGTBI “no se va a modificar” y que “no se darán pasos atrás en derechos”

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.
El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno. - COMUNIDAD DE MADRID

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha insistido a Vox este miércoles que la ley LGTBI "no se va a modificar" y que no se darán pasos atrás en derechos y las libertades de todos los españoles que han decidido "vivir en Madrid en paz sin que nadie les diga con quien ir de la mano, acostarse o su orientación sexual".

Ayer, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocía Monasterio, señaló que veía "un primer paso" para que se pueda aprobar el 'pin parental' después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, señalase que entiende que haya familias que ven artículos de las leyes LGTBI como una "agresión" y que justificase que no se pueden derogar porque lo impide la "progresía tirana".

A este respecto, tras visitar la residencia de mayores de Vallecas, Aguado ha sostenido que para cambiar la ley LGTBI que salió adelante por unanimidad "hace falta mayoría" y "Vox no tiene esa mayoría ni la va a tener mientras Ciudadanos esté en el Gobierno".

"Quiero trasladar un mensaje de tranquilidad a los madrileños: la ley LGTBI no se va a modificar ni vamos a dar un solo paso atrás y seguiremos garantizando los derechos y las libertades individuales de todos los españoles que han decidido vivir en Madrid y hacerlo en paz sin que nadie les diga con quién ir de la mano, acostarse os u orientación sexual", ha aseverado.

Sobre que ayer Monasterio también criticase que se le denegara una pregunta en la Asamblea sobre "vientres de alquiler" y se aceptara en la anterior legislatura a Aguado una sobre gestación subrogada, el vicepresidente ha explicado que tiene "la costumbre de preguntar con respeto". "Es ofensivo referirse a los vientres de alquiler en ese tono", ha zanjado.

Contador