Aguirre coloca la primera piedra de cinco de los 16 edificios del Campus de la Justicia, su "reto más ambicioso"

Publicado: martes, 29 abril 2008 14:40

Se inicia la construcción de los edificios de la primera fase del proyecto, de los que el primero concluirá en 2009

MADRID, 29 Abr. (EUROPA PRESS) -

La presidenta autonómica, Esperanza Aguirre, colocó hoy la primera piedra de cinco de los 16 edificios que conformarán el futuro Campus de la Justicia, el macrocomplejo judicial más grande y moderno del mundo que se erigirá a modo de gigante en el barrio de Valdebebas, al norte de la capital, con el fin de poner punto y final a la actual dispersión de sedes judiciales en la Comunidad de Madrid.

De forma simbólica, Aguirre dio el pistoletazo de salida a la construcción de los edificios de la primera fase del proyecto, de los cuales ya están en marcha el Instituto de Medicina Legal, obra del arquitecto Alejandro Zaera, y el Juzgado de Menores, de Rafael de La Hoz y Jaime Duró. Los otros tres responden a los edificios del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), la Audiencia Provincial de Madrid, ambos del británico Norman Foster, y la Central de Producción Térmica, de Flechilla y López Peláez. La primera edificación que se pondrá en marcha será el Instituto de Medicina Legal y lo hará en 2009.

El Ejecutivo regional ya ha dado luz verde a 15 de los 16 edificios del recinto judicial, lo que supone que actualmente está en marcha el 93 por ciento del proyecto. La forma circular, la funcionalidad y el compromiso sostenible definen cada una de las estructuras, conectadas entre sí a través de los túneles por donde discurrirán los detenidos, las fuerzas de seguridad y el personal del Campus.

En el multitudinario acto, la jefa del Gobierno regional estuvo acompañada por el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Francisco José Hernando; el secretario de Estado de Justicia, Julio Pérez; el presidente del TSJM, Javier María Casas; el máximo responsable de la Audiencia madrileña; Francisco Javier Vieira; el fiscal jefe del TSJM, Manuel Moix; y el fiscal provincial de Madrid, Eduardo Esteban Rincón, entre otras autoridades.

Tras proceder a la colocación de las piedras en la maqueta de la Ciudad de la Justicia, Aguirre destacó que el macrocomplejo judicial constituye "el reto más ambicioso" del Gobierno autonómico encaminado a mejorar la Administración de Justicia madrileña. "El Campus de la Justicia situará a los tribunales de Madrid a la altura de una región abierta, moderna y en constante progreso", reseñó.

MEDIOS NECESARIOS PARA LA JUSTICIA

Subrayó que a través del Campus se dotará a Madrid de "un espacio nuevo que garantice los medios necesarios para mejorar los servicios judiciales", en respuesta a los voces que reclaman que se incrementen los recursos materiales --sobre los que la Comunidad tiene competencia-- ante el colapso actual de los órganos judiciales de la región.

"La Justicia necesita medios y la Comunidad de Madrid está poniendo los recursos que se necesitan", recalcó, al tiempo que añadió: "queremos que la Administración de Justicia sea cada vez más ágil y eficaz. Nos comprometemos con la Justicia y el Poder Judicial para que la Administración de Justicia tenga los medios materiales necesarios para impartir su labor".

Recordó que desde la implantación de la separación de poderes a los edificios judiciales se les denomina Palacios de Justicia, expresando el deseo de la Comunidad para que el emergente recinto judicial se enraíce en esa tradición de estructuras significativas a través de la arquitectura vanguardista que se ha plasmado en cada edificio.

Tras enorgullecerse de que Foster deje su huella en el macrocomplejo, Aguirre elogió la labor de los arquitectos españoles, aludiendo al madrileño Alejandro Zaera, a los prestigiosos Rafael de la Hoz y Jaime Duró, y a Frechilla y López-Pélaez, artífices del master-plan del Campus. Otros de los prestigiosos arquitectos que forman parte del proyecto son Richard Rogers y la iraní Zaha Hadid.