Publicado 25/06/2020 15:59:22 +02:00CET

Almeida asegura que "la necesidad" de un centro de salud en Centro estará cubierta con el de la calle Antonio Grilo

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, durante la sesión plenaria en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. En Madrid (España), a 25 de junio de 2020.
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, durante la sesión plenaria en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. En Madrid (España), a 25 de junio de 2020. - Óscar Cañas - Europa Press

El Gobierno municipal continúa con gestiones para reconvertir el edificio de Prado 30 en un Museo Judío

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha explicado este jueves que el Gobierno municipal continúa con las gestiones para que el edificio de Prado 30, antes okupado por el colectivo La Ingobernable, sea un Museo Judío, pues las necesidades del distrito Centro de un centro de salud se verán resueltas con el que se levantará en el solar de la calle Antonio Grilo.

"El centro de salud se construirá en un solar de la calle Antonio Grilo y se cubren las necesidades del distrito Centro; seguimos con la infraestructura prevista. Ahora estamos con los trámites y en función de que se cumplan o no, tomaremos la decisión firme", ha expuesto ante los medios de comunicación tras el pleno municipal.

Así se ha expresado después de que una campaña en redes sociales abogara por que el edificio de Prado 30 se convirtiera en un centro de salud para este distrito.

Las palabras de Almeida llegan el mismo día en que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya anulado la orden administrativa que usó el Consistorio para avalar el desalojo que tuvo lugar en noviembre de 2019 del edificio okupado al concluir que no estaba legitimado para realizar el procedimiento de recuperación de la posesión del inmueble al estar cedido a la Fundación Ambasz.

"Si el Ayuntamiento no tiene competencia para desalojarlos, ellos tampoco para okupar", ha indicado el regidor, quien ha destacado que la sentencia habla de "la fortaleza del Estado de Derecho, que ampara incluso a quienes vulneran normas de convivencia y jurídicas". "No deja de ser paradoja que se agarren al Estado de Derecho quienes okuparon", ha precisado.

Ha indicado que tras examinar esta resolución se recurrirá "si no se ajusta a derecho". Está ahora mismo siendo estudiada por la Asesoría Jurídica del Consistorio de cara a presentar un posible recurso de casación ante el Supremo.

Fuentes municipales han recordado que "hay dos sentencias del TSJM". Una de ellas "avala la recuperación del edificio que el Ayuntamiento ejecutó en octubre del año pasado con autorización judicial". La otra sentencia, apunta, "no pone en cuestión ninguna actuación del actual equipo de gobierno, sino que anula dos resoluciones del Ayuntamiento de 2017 por un tema de legitimación a la hora de instar a recuperar de oficio el edificio".

Contador