AMPAs y colectivos vecinales reclaman que la demolición del estadio Vicente Calderón se hagan en periodo no lectivo

Estadio Vicente Calderón
ATLÉTICO DE MADRID - Archivo
Publicado 30/10/2018 18:11:50CET

El Ayuntamiento asegura que los trabajos se realizarán en el periodo que sea "menos perjudicial" para vecinos y escolares

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

Diversas AMPAs y colectivos vecinales han reclamado al Ayuntamiento de Madrid que la demolición del estadio Vicente Calderón se haga en periodo no lectivo y que establezca un calendario "claro" de los trabajos.

Por su parte, desde el Área de Desarrollo Urbano Sostenible explican a Europa Press que el derrumbe del estadio se hará cuando sea "menos perjudicial" para los vecinos y escolares. Además, precisan que aún no hay fecha concreta para la demolición.

Mientras, los colectivos vecinales y las AMPAs de centros educativos de Arganzuela apelan a que las obras se ejecuten en periodo vacacional para reducir la exposición "negativa" de la población del entorno de las obras y, especialmente, los estudiantes de los centros escolares próximos.

Así se han pronunciado las AMPAs del CEIP Tomás Bretón, IES Gran Capitán, CEIP Joaquín Costa, la Delegación de Arganzuela-Centro
de la FAPA Francisco Giner de los Ríos, junto a la asociación de vecinos Pasillo Verde-Imperial y la Federación de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM).

Estas asociaciones entienden que hay una "falta de medidas claras
de protección del alumnado de los centros educativos próximos, así como a la insuficiente participación real y efectiva de la ciudadanía en el proyecto definitivo de urbanización del nuevo plan Mahou-Calderón".

Al respecto, añaden que en los centros cercanos al ámbito del estadio hay una población de estudiantes menores de edad que supera los 3.200 alumnos. También subrayan la presencia del centro de salud de Paseo del Imperial en las inmediaciones.

Tienen la convicción, por otro lado, de que durante el periodo lectivo se superarían los niveles sonoros reglados en la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica y Térmica (OPCAT) en caso de llevarse a cabo las obras.

Los colectivos también creen que la emisión de partículas en suspensión durante la demolición del estadio "estará por encima de los límites marcados por la legislación".

"Exigimos al Ayuntamiento que tome las medidas necesarias para velar por el bienestar y la salud de la ciudadanía y, en particular, de la población especialmente vulnerable, la infantil y adolescente, que pasa la mayor parte de su jornada escolar en los espacios colindantes al área afectada por el proyecto de urbanización", exponen.

Por el contrario, el utilizar los días no lectivos contribuiría a que no se viera perjudicada la población escolar y se reducirían los efectos negativos en el tráfico por el desvió de la M-30.

Además, exponen que se barajaban diversas fechas para la demolición del estadio Vicente Calderón. En una primera fase se estimaba noviembre de 2018 y marzo de 2019 mientras que la segunda sería de septiembre a diciembre del año que viene. Desde el Consistorio han señalado que aún no hay fecha para los trabajos de demolición (que precisan también una licencia).

PANTALLAS ACÚSTICAS Y PLAN DE SALUD MEDIOAMBIENTAL

Los colectivos vecinales y las asociaciones de padres quieren un calendario "claro y limitado en el tiempo" para el desvió de la M-30 hasta la cubrición final del tramo donde se ubica el campo de fútbol, así como habilitar barreras acústicas para "minimizar el impacto sonoro" resultante de aproximar el tráfico de vehículos a los centros escolares y viviendas afectadas por el desvío.

También solicitan un plan específico de Salud Ambiental durante las obras y la instalación de una red de estaciones medidoras de la
calidad del aire y sonómetros durante los trabajos de urbanización.

Finalmente, reclaman un plan de participación vecinal para el diseño de nuevas zonas verdes en el ámbito, dado que el nuevo parque que se prevé en los terrenos del Vicente Calderón se ubicará en la entrada del CEIP Tomás Bretón.