Actualizado 22/09/2016 18:26 CET

La Asamblea de Madrid, a favor de limitar los deberes en Primaria

Sesión de investidura de Cistina Cifuentes en la Asamblea de Madrid
EUROPA PRESS

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves por unanimidad una propuesta de resolución del Grupo Parlamentario de Ciudadanos en la que se pide limitar los deberes escolares en Primaria.

La Cámara autonómica ha celebrado este jueves un pleno monográfico de educación en el que se han aprobado las propuestas de resolución de todos los grupos políticos. En el caso de Ciudadanos, se ha dado el visto bueno por unanimidad a una propuesta que apuesta por abrir el debate sobre los deberes escolares en Primaria.

Desde la formación naranja quieren que se analice el objetivo de los deberes, la posibilidad de establecer un tiempo máximo total por curso escolar, la adaptación de los deberes a las características individuales del alumno o la coordinación con las familias.

Por otra parte, se pide un plan de evaluación del bilingüismo antes de implantar el programa bilingüe en otro nivel educativo para analizar no sólo el nivel de conocimiento de la lengua alcanzado, sino del conjunto del sistema para poder impartir medidas correctoras si fuera necesario.

El desarrollo de un programa de apoyo escolar para las etapas obligatorias, específicamente dirigido a mejorar los resultados de los centros que atienden a la población escolar en riesgo de abandono escolar, y el fomento de la participación de las familias en los centros educativos son otras medidas propuestas por C's que han contado con el visto bueno del pleno.

También se ha abogado por fomentar la lucha contra el acoso escolar y por hacer una apuesta por la informática aumentando el número de ordenadores.

Por último, tan solo con el sí de los parlamentarios de Ciudadanos se ha aprobado una iniciativa en la que se pide "garantizar la verdadera gratuidad de las enseñanzas obligatorias en los centros públicos y privados concertados por medio de una correcta financiación de los centros sostenidos con fondos públicos".

La formación naranja quiere evitar que "los centros se vean obligados a recurrir a pedir a las familias pagos complementarios".