Condenan por delito de estafa al administrador de PSG

Actualizado 03/02/2015 20:47:25 CET

GETAFE, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La sección primera de la Audiencia Provincial de Madrid ha condenado al administrador de la Gestora de Cooperativas PSG, David Moreno Pingarrón, a una pena de 7 años y 6 meses de prisión como autor de un delito de estafa a cerca de 2.000 personas por valor de unos 14,5 millones de euros, junto a la inhabilitación especial para cualquier cargo de responsabilidad en promotoras, gestoras y cooperativas de viviendas durante la condena.

   Asimismo se le condena a indemnizar a los cooperativistas personados a las cantidades consistentes en las aportaciones realizadas por los mismos y no cobradas hasta el momento, y los intereses legales desde la fecha de entrega de la primera cuota hasta la fecha de la sentencia. Los importes se determinarán en la ejecución de la sentencia, sobre la que cabe recurso ante el Tribunal Supremo.

   También se le impone abonar la cantidad de 10.000 euros para cada cooperativista en concepto de daño moral y al pago de la décima parte de las costas procesales, incluidas las de las acusaciones particulares.

   Según la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, Moreno Pingarrón, consciente que una parte importante de los empleados de PSG estaban interesados en viviendas de protección pública, "les convenció que debían crearse cooperativas para ellos, sus familiares y amigos en cada uno de los desarrollos urbanísticos de Molinos-Buenavista en Getafe que serían gestionadas por PSG, aunque en realidad perseguía que se extendiese a un elevado número de socios para aumentar su lucro".

   Para ello, en 2003 constituyó la cooperativa 'Getafe Cuna de la Aviación Española' para el sector Buenavista y 'Getafe Capital del Sur' para Los Molinos, mediante empleados de PSG "para asegurarse el contrato de su gestión a través de PSG, que era el instrumento básico para conseguir sus fines económicos y controlar los consejos rectores".

   De este modo, convenció a numerosas personas para convertirse en socios activos, a los que se les explicaba que iban a comprar terrenos para construir viviendas de protección, minimizando los "graves problemas" que podrían surgir con el proyectado sistema de ejecución de la actuación urbanística por expropiación, según preveía el PGOU de Getafe, con la "excusa" que no era definitivo y además había otras alternativas.

EL ENGAÑO

   Según la sentencia, el engaño que constituye "el elemento esencial de la estafa, en síntesis, se produjo en este caso cuando Moreno Pingarrón, siendo conocedor que la aprobación de la revisión del PGOU de Getafe acordada el 9 de octubre de 2003, se extendería a los sectores de Los Molinos y Buenavista, y el interés de gran número personas de obtener en ellos una vivienda de protección, decidió crear cooperativas en dichos desarrollos urbanísticos, de cuya gestión se encargaría su sociedad PSG por lo que conseguiría un elevado beneficio económico, mediante una entrada de 14.000 euros, y posteriores 48 pagos de 235 ó 335 euros, según el tamaño de las viviendas".

   La trampa, según el fallo judicial, se encontraba en que en vez de esperar y adquirir suelo finalista para asegurar que cada socio tuviese su vivienda o en caso contrario devolverle sus aportaciones, obligatoriamente impuso a unas 2.000 personas la compra de terrenos de los sectores a expropiar.

   "Mediante el engaño, el administrador de PSG consiguió defraudar 7,5 millones de euros a los cooperativistas de 'Getafe capital del Sur' y unos 7 millones a los de Getafe Cuna de la Aviación', sin incluir el 16 por ciento de IVA que tuvieron que pagar a Hacienda", según la sentencia.

   Por otro lado, la Audiencia Provincial ha absuelto a los presidentes y secretarios de las cooperativas Getafe Capital del Sur y Cuna de la Aviación Española, pero ha condenado solidariamente a la aseguradora HCC Europe, al pago de las cantidades indicadas para los cooperativistas.

   El juicio del caso PSG comenzó el 16 de septiembre de 2013 y finalizó en enero de 2014. Entre otros, tuvieron que prestar declaración el exalcalde de Getafe, Pedro Castro, y la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que se culparon mutuamente.