Ayuntamiento aprende del polo cultural que es polígono ISO de Carabanchel para dar facilidades y reeequilibrar Madrid

Publicado 30/01/2019 19:11:07CET
EUROPA PRESS

MADRID, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid aprende de iniciativas como el polo cultural en el que se ha transformado el antiguo polígono industrial ISO de Carabanchel para "poner facilidades y que este tipo de realidades tengan más peso e impacto en la zona y que sean un factor de reequilibrio territorial".

Lo ha explicado el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, que junto a la concejala del distrito, Esther Gómez, se ha reunido con artistas, artesanos y vecinos para plantear acciones futuras conjuntas que apuesten por el desarrollo cultural de la zona. En el marco de la Oficina del Sureste, la asociaciones vecinales plantean impulsar este punto "como un polo cultural de la ciudad porque no necesariamente todo tiene que estar en el centro", ha explicado Gómez.

Murgui, que ha puesto en el centro el protagonismo de la sociedad civil, defiende que la Administración "no debe pretender decirle a todo el mundo qué debe hacer y cómo sino poner cauces para que estas iniciativas y esta capacidad ciudadana encuentren recursos en los que apoyarse".

El polígono era una zona en la que en los años 50 se fabricaba el isocarro, había imprentas y cooperativas dentales. Ahora ha dado paso a 40 estudios con unos 130 artistas de distintas disciplinas, muchos de ellos ultimando sus propuestas para Arco. También hay salas de ensayo y ahí se encuentra la sede de Patanel, donde se elabora una cerveza artesana del distrito).

Esther Gómez ha destacado que esta iniciativa es "un ejemplo de cómo pueden resurgir zonas de Madrid con actividades de artistas que vienen a revivir el barrio y a establecer una relación con los vecinos de respeto y armonía que hay que explorar". Hay que conseguir que "los barrios del sur tengan una vida coexistente entre la vida vecinal de toda la vida y la nueva actividad que viene con fuerza y que es muy respetuosa con lo que se está encontrando", ha añadido.

Murgui ha subrayado que este polo cultural lo ha levantado la gente, "a veces incluso enfrentándose a dificultades que pueden venir de las condiciones del mercado (que no tengas los recursos económico para montar esto) o de la Administración (trabas burocráticas)".

"Es un ejemplo de vitalidad, de innovación, de capacidad de iniciativa, de emprendimiento" con actividades de tipo artístico, culturales, que enriquecen y que contribuyen a conformar un tejido comunitario, además de desarrollar un concepto de ciudad en el que se combinan usos, el residencial y la producción artística. "Esto revitaliza zonas, sobre todo tras crisis económicas y procesos de desindustrialización del sur de Madrid para recuperar fuerzas y renacer con planteamientos muy innovadores", ha argumentado el delegado.