Ayuntamiento pide al juez que escuche a ONU y pare desahucio de Argumosa y a la Comunidad una alternativa habitacional

Argumosa, 11
Europa Press - Archivo
Publicado 13/12/2018 13:45:28CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno municipal de Madrid, Rita Maestre, ha pedido a los tribunales que escuchen a la ONU y paren el desahucio previsto para mañana en el número 11 de la calle Argumosa, donde vive una viuda de 65 años con sus dos hijas, al tiempo que ha solicitado a la Comunidad una alternativa habitacional para esta familia al ser una competencia autonómica.

Maestre, que junto con su compañero Jorge García Castaño ya apoyó a la familia en una concentración celebrada el pasado verano, ha señalado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno sobre este cuarto intento de desahucio que el Ayuntamiento, a través de la Junta Municipal de Centro, "lleva meses haciendo una labor de mediación con reuniones con la empresa propietaria de una parte importante del edificio" pero sin un resultado satisfactorio.

La edil ha echado mano de las cifras conocidas ayer sobre desahucios en 2018 y son "abrumadoras". El perfil ha cambiado al pasar de los hipotecarios que proliferaban en la crisis a los desahucios por "una subida desproporcionada del alquiler, que manda a la gente a la calle".

Se trata de una problemática estructural, lo que ha llevado a la portavoz a pedir al Gobierno central que no sólo avise con que va a intervenir. "Necesitamos que intervenga el gobierno de una manera clara regulando el mercado del alquiler", ha declarado.

La competencia para dar una alternativa habitacional depende de la Comunidad, que hasta ahora "no ha sido capaz de dársela", ha dicho. Desde el Gobierno municipal se ha pedido " mucha acción política con este asunto y sobre todo de las instancias que tienen la competencia" dado que "no existen promociones de vivienda pública y con parámetros de alquileres sociales suficiente".

"Necesitamos que la Comunidad esté cerca de la gente, que es lo que requiere un problema de este calado. Es necesaria una corresponsabilidad absoluta con el tema de la vivienda pero los ayuntamientos no podemos hacer nuestro trabajo y al mismo tiempo el de las comunidades autónomas. En este sentido, les pedimos una implicación seria y sobre todo real", han indicado.

Asimismo, Naciones Unidas ha vuelto a exigir la paralización del desahucio de Pepi, una vecina del número 11 de la calle Argumosa, que tiene fijado su desahucio para este viernes, después de un aplazo el pasado mes de septiembre.

Los afectados son Pepi Santiago, una mujer viuda de 65 años, y sus dos hijas, de 27 y 28 años. Las tres llevan viviendo de alquiler en el cuarto piso de este edificio desde hace más de dos décadas. Durante el verano se han producido tres intentos de desahucios que se han aplazado al no tener alternativa habitacional.