Baraka vuelve a cuestionar la seguridad de obras en Edificio España y Ayuntamiento indica que están siendo supervisadas

Publicado 19/06/2019 17:58:35CET
Óscar J.Barroso - Europa Press

Pide el Consistorio no caer en el alarmismo

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Grupo Baraka ha vuelto insistir este miércoles en la "gravedad" que a su juicio suponen "las obras mal ejecutadas en el Edificio España", así como el "riesgo de derrumbe de su fachada", mientras que desde el Consistorio apuntan que las mismas "están siendo supervisadas por un equipo técnico cuya responsabilidad es garantizar la seguridad y la estabilidad del inmueble".

Fue en octubre del año pasado cuando el Grupo Baraka acudió a los tribunales para denunciar supuestas irregularidades en el refuerzo de la estructura del futuro hotel que abrirá en el Edificio España la cadena Riu Hotels & Resort, propietaria actual de este emblemático edificio.

Baraka aludía a "profundas discrepancias con la dirección facultativa de RCCyP --estudio de arquitectura y urbanismo--" debido "a la negativa de la propiedad de ejecutar todas las obras de refuerzo y consolidación estructural para adecuarlo a la normativa vigente y que podrían poner en peligro la estabilidad del edificio, con los riesgos que ello supone".

Desde el grupo que dirige el empresario Trinitario Casanova han remitido un informe pericial a la Dirección General de Control de la Edificación del Ayuntamiento que apunta a que las obras que se están llevando a cabo "carecen de los fundamentos básicos que deben guiar cualquier actuación estructural".

"Es muy probable que se produzcan fallos en los cerramientos exteriores (fisuras o roturas) que provocarían la caída de fragmentos o paños de fachada desde diferentes alturas", recoge ese documento, al que ha tenido acceso Europa Press.

Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia nº 67 de Madrid dictaminó no suspender las obras porque Baraka "no tiene legitimidad" para pedirlo. En el fallo se indicaba que "la actora seguiría careciendo de legitimación para el ejercicio de la acción de suspensión de obra nueva" al tener en cuenta la "doctrina jurisprudencial que considera que el comprador tiene derecho a adquirir un derecho real pero carece del mismo, y en consecuencia, de legitimación para el ejercicio de la acción interdictal".

En esta línea, el Consistorio de la capital han recordado que "los jueces apoyaron al promotor del inmueble", y han pedido "prudencia y evitar caer en un alarmismo que en nada beneficia a la ciudad".

La cadena hotelera, en un comunicado, expresó tras esta sentencia que "la acción legal promovida por Baraka a través de la demanda interpuesta en el juzgado número 67 de Madrid es una maniobra injustificada que trataba, sin éxito, de entorpecer el normal transcurso de las obras".

BARAKA Y RIU

El grupo de Casanova vendió en junio de 2017 la sociedad propietaria del Edificio España (que adquirió antes al grupo Wanda) a la cadena hotelera, firmando ambas partes un documento por el que Baraka Renta pasaría a ser propietaria de la zona comercial una vez que se avanzara en la construcción y se realizara la declaración definitiva de obra nueva y la escritura de división horizontal independiente.

Baraka tenía el derecho de compra de esta zona comercial, de 15.000 metros cuadrados, y se lo vendió a Riu. A su vez, en febrero de este año, se formalizó la venta de la planta comercial por parte de Riu a Corpfin Capital Real Estate, una colaboración que posibilitará la apertura de cinco flagships para operadores de retail, entre los que se barajan restauración y textil.

El futuro hotel Riu Plaza de Madrid será el primer hotel urbano de la cadena hotelera RIU en España. Tendrá una categoría de 4 estrellas, 585 habitaciones y 18 salas de reuniones que ocuparán un espacio de casi 3.000 metros cuadrados. Además, contará con dos restaurantes y un sky bar que ocupará las plantas 25 y 26, con vistas de 360º a la ciudad. Se prevé que abra sus puertas este próximo mes de julio.