Beteta califica la Ley de Economía Sostenible de "solución demiúrgica y derrotista" de Zapatero a la crisis

Actualizado 16/12/2009 17:06:36 CET

"Muchos estudios señalan que la Comunidad es la única de régimen común que está a punto de entrar en crecimiento positivo", dijo

MADRID, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta calificó hoy la Ley de Economía Sostenible de "solución demiúrgica y derrotista" a la crisis del presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, y consideró que no soluciona los problemas estructurales de la economía española.

"El propio Zapatero se da de plazo hasta el año 2020 para cambiar lo que él llama modelo económico. Es necesario aplicar reformas estructurales para que la economía sea realmente sostenible y no un mero juego de palabras", indicó Beteta en su intervención sobre la Política Económica de la región en Los Desayunos Executive Forum, a los que acudió también el presidente de la Cámara de Madrid, Salvador Santos Campano; el presidente de CEIM, Arturo Fernández y los consejeros regionales de Empleo, Inmigración y Transportes, Paloma Adrados, Javier Fernández Lasquetty y José Ignacio Echeverría, respectivamente.

Así, criticó que la mayoría de las medidas que propone el presidente del Gobierno "ya han sido anunciadas desde el comienzo de la legislatura, por lo que no suponen una novedad" y aseguró que rehuir las reformas estructurales precisas, recomendadas por los organismos internacionales, a su juicio, "tampoco es otra novedad". "La política de hacer leyes huecas, sin contenido real en media de la crisis con el objetivo último de rehuir su responsabilidad obligándola, es una burla a los españoles", agregó.

El consejero de Economía indicó que, dentro del limitado margen de competencias que tienen las comunidades en materia económica, en la Comunidad han adoptado numerosas medidas para paliar esta situación "destinadas a eliminar obstáculos, a favorecer la financiación de las empresas, a apoyar a los emprendedores y a las empresas, que son el verdadero motor de una economía, y los que generan actividad y empleo".

"Muchos estudios señalan que la Comunidad es la única de las económicamente importantes y de régimen común de España que está a punto de entrar en crecimiento positivo, mientras España se estanca y Cataluña se mantiene muy por debajo de la media nacional en el crecimiento del PIB, al registrar una caída muy superior a la región catalana a la del conjunto de España", dijo.

El consejero citó al economista Xavier Sala en relación al endeudamiento de España, "que se ha saltado estos límites de una manera extravagante; ya veremos cómo regresa al límite del 3 por ciento" y advierte que "es posible que España acabe siendo un problema para Europa".

El máximo responsable de la economía madrileña resaltó que el Gobierno regional fue "pionero" en alertar sobre la crisis y "los primeros" que adoptaron medidas. Así, recordó el plan de austeridad de junio de 2008, con la reducción de cinco consejerías, el descenso del dos por ciento del sueldo de todos los altos cargos y la eliminación de gastos corrientes, "en la medida idéntica a lo que hacen las familias o empresas, porque al igual que los ciudadanos son capaces de ajustarse el cinturón, una administración tiene la obligación de comportarse de igual manera".

"Lo contrario, que es el gasto desmedido del dinero público que se gestiona, además de ser injusto en primer lugar con los ciudadanos por los impuestos crecientes que han de financiarlo, y con las generaciones futuras que no deben pagar los excesos de la presente generación; es igualmente injusto con las empresas porque lastran su crecimiento y al lastrarlo dificultan la creación de riqueza y empleo", agregó.

En esta línea, el consejero de Economía destacó el Plan de Reactivación económica presentadas por la Asamblea el 29 de abril, que abarca desde medidas industriales a actuaciones en I+D+i, pasando por la financiació0n a pymes y autónomos. "Esperamos que bajo el liderazgo de Aguirre, pronto se pueda alcanzar acuerdos con los agentes sociales que propicien políticas acordadas que favorezcan el despegue del I+D+i y la política industrial en nuestra región", indicó.

Según explicó Beteta, fruto de esta apuesta, la Comunidad ocupa el puesto 24 de las regiones más prósperas de Europa, aglutina un tercio de los investigadores de toda España, la tercera región en generación de empleo de alto valor añadido, lidera la innovación empresarial nacional y es la única región española que ha alcanzado el 2 por ciento sobre el PIB en gasto de I+D.

Por otro lado, aludió al Plan de Fomento a la Industria (FICAM), que pretende acometer proyectos por importe de 890 millones de euros, y a Madrid Network; la red regional de parques y clústers, en los que se han asociado más de 400 empresas; y el Plan FICOH dirigido a la comercio y la hostelería. En ese momento, el consejero ha sido la única región española que ha crecido en el número de llegadas de turistas. Así, recordó que se ha pasado de seis millones de turistas alojados en hoteles en 2003 a los 9,2 millones recibido en 2008. "Madrid es la única región española que ha crecido en el número de llegada de turistas", apuntó.

PROBLEMA DE FINANCIACIÓN

Beteta y muchos de los empresarios asistentes al desayuno aseguraron que el principal problema actual para los sectores productivos es el de la financiación. Por ello, aludió a los acuerdos con la Cámara de Comercio, CEIM con diferentes entidades financieras, "de manera que se movilicen más de 12.000 millones de euros para pymes y autónomos, que pronto llegarán a 15.000". "Con ellos hemos conseguido mejorar la situación de muchas empresas madrileños, aunque el problema de la financiación del circulante aún persiste", dijo.

Ante ello, el responsable de la economía madrileña destacó los "redoblados esfuerzos" junto a la Cámara de Comercio, CEIM y Caja Madrid a través de Avalmadrid, entidad que terminará este año con la aprobación de avales por valor de 300 millones de euros para 2.000 pymes y autónomos. Para 2010 espera un crecimiento del 25 por ciento, lo podría elevar los avales a 375 millones de euros.

El consejero también quiso señalar la política de empleo llevada a cabo por la Consejería de Empleo y a la Consejería de Educación por "reforzar las asignaturas, apostar por las becas de excelencia y dotar al profesor de la autoridad que le corresponde para poder realizar su trabajo".

Beteta manifestó que las empresas madrileñas deben competir en un entorno internacional y por ello citó el trabajo de Promomadrid. En este sentido, dijo que las exportaciones de la región experimentaron en los últimos cinco años un crecimiento del 40 por ciento y se registró el año pasado 20.033 empresas exportadoras, la segunda región después de Cataluña. Igualmente, el consejero resaltó que la región lidera la inversión extranjera que recibe España, al obtener el 83 por ciento de las inversiones del capital recibido en 2008.

APUESTA POR LA LIBERALIZACIÓN

En la última parte de su discurso, Beteta indicó que está demostrado que son las políticas liberales las que son más eficientes, por lo que pidió ser ambiciosos a la hora de aplicar la directiva de servicios, "con una ley de liberalización de la economía madrileña que modifica más de 70 normas, que elimina el silencio negativo y que permitirá ahorrar a las empresas 474 millones de euros, al tiempo que elimina trabas y fijará las bases sobre las que el mercado creará más de 20.000 empleos".

El consejero recordó la bajada de los impuestos de sucesiones y patrimonio, la rebaja del de matriculación y un punto en la tarifa autonómico del tramo del IRPP y la nueva deducción familiar para las familias mileuristas.

Por todo ello, Beteta aseguró que Madrid "resiste mejor en estos tiempos de crisis", pues cuenta con un mejor comportamiento del PIB, una tasa de paro casi cuatro puntos inferior a la media nacional, el liderazgo en la creación de empresas, afiliados a la Seguridad Social, entre otros datos.