Actualizado 27/11/2008 19:50 CET

Bolonia.- El rector de la Complutense invita a los estudiantes a elaborar unos "buenos" planes y cumplirlos

Critica la manera en la que se está adaptando España al EEES, pero asegura que "no va a ir en contra de un Parlamento democrático"

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, invitó hoy a los estudiantes a elaborar unos "buenos planes de estudios" de Bolonia y a cumplirlos para acabar así con la polémica de las últimas semanas, continuación de cursos pasados, donde los alumnos se están encerrando en las facultades con 'huelgas a la japonesa' para mostrar su rechazo al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

"Dialogar sí quiero e invito a los estudiantes a que juntos hagamos unos buenos planes de estudios de Bolonia, que ellos se comprometan a la elaboración de los planes, y que se comprometan a vigilar su cumplimiento", indicó Berzosa, dirigiéndose a los estudiantes que de manera "permanente e indefinida" se han encerrado desde el lunes en facultades como la de Ciencias de la Información o la de Medicina.

Asimismo, les animó también a criticar la enseñanza cuando no les parezca satisfactoria, y "a que denuncien a los profesores, que los hay, incumplidores y que no hacen tutorías". "Estoy dispuesto a trabajar por ellos para tener una buena enseñanza en la universidad publica madrileña", añadió, precisamente, después de criticar la actitud de algunos grupos estudiantiles que "se han aferrado a unas consignas y el diálogo entonces es inviable".

En este sentido, señaló que él personalmente se está reuniendo con los estudiantes, en Facultades como la Biología y Filología, que este año son las primeras que empezaron, y aseguró que acepta que haya movimientos de protesta, que haya asambleas, pero ha llegado a la conclusión de que es "imposible" dialogar con ellos. "El diálogo es inviable porque están aferrados a unas consignas de Bolonia que no tienen nada que ver con Bolonia", añadió.

"En la Complutense hay cauces democráticos, hay claustros, hay juntas de Facultad, hay consejos de Gobierno. Yo les digo: vosotros estáis también en esas juntas, en el Consejo de Gobierno. Haced las propuestas que queráis para que se discutan. Pero hay que respetar la democracia, el acuerdo de la mayoría de esos programas colegiados, porque si no, realmente, nos convertimos en una universidad asamblearia", subrayó.

De esta manera se refirió a algunas de las críticas que han hecho estudiantes de su Universidad, que, en su opinión, se han sentido como "traicionados" porque a pesar de que el año pasado el rector se comprometió a trabajar juntos, se encontraron a inicios de esta año con que la situación no había cambiado nada. "Yo no sé por qué dicen que les he fallado, ellos me han fallado a mi. Me gusta un diálogo sosegado, universitario, pero no a base de tiranteces, tensiones, gritos y consignas", apostilló.

RESPETO AL PARLAMENTO EUROPEO

Por otro lado, recordó que el Plan Bolonia es una decisión del Parlamento, y que para parar la situación tendría que ser el propio Gobierno regional quien dijera que no. "Yo, contra el Parlamento democrático no voy a ir, podré discrepar, manifestarme contra ellos, pero nunca podré ir en contra de ese Parlamento", sentenció.

En la misma dirección, apuntó que él, como rector, no ha hecho nada más que cumplir algo que ha aprobado un parlamento "que es democrático, y ha sido apoyado en su momento por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue). "Estamos hablando de un proceso que viene generado de un acuerdo por el Gobierno español con otros gobiernos de Europa, y estamos cumpliendo lo que el Gobierno español nos ha dicho que tenemos que llevar a cabo", aseveró.

"Otra cosa es que sean discutibles otros procesos, y yo soy muy crítico con cómo se está haciendo en España el proceso de Bolonia", agregó Berzosa, quien indicó que está en contra de cómo se está llevando el proceso por parte de los Gobiernos que ha habido, "el último del PP y las dos ministras socialistas". "Les di un margen de confianza a los nuevos pero veo que no lo cumplen tampoco, que no están haciendo nada en este sentido", indicó.

No obstante, recordó que la resolución del claustro de la Universidad Complutense dice que mientras la Orden Ministerial siga vigente, la Universidad pondrá en marcha el funcionamiento "porque si no, se deja en la calle a los alumnos". Así, explicó que este curso hay 5.000 alumnos que están haciendo el Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP), y el año que viene ya no hay, por lo que tendrá que implantar el nuevo master de Formación del Profesorado.

"Si no tengo CAP, no tengo master, qué hago con esos 5.000 alumnos, los dejo en la calle, y yo no puedo ser tan irresponsable, por lo que cumplo las ordenes que vienen emanadas de un Gobierno democrático", explicó, a la vez que aseguró que siempre que adapta una medida, las trata de adecuar lo mejor posible a las necesidades de la universidad. "Pero no puedo llevar a cabo la desobediencia civil", concluyó.