El Bosque Metropolitano comenzará en el sureste y contará con 70 millones de euros esta legislatura

Actualizado 03/12/2019 20:53:15 CET
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, interviene en la Cumbre del Clima de Madrid.
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, interviene en la Cumbre del Clima de Madrid. - EUROPA PRESS

Se apoyará en las zonas verdes ya existentes, conectándolas para crear un corredor ecológico

MADRID, 3 Dic. (EUROPA PRESS) -

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha detallado esta tarde que el Bosque Metropolitano de la capital comenzará a desarrollarse en el sureste, para frenar la creciente desertización de esta zona, y contará en su primera fase con un presupuesto de 70 millones de euros en la primera fase. Además, contarán con financiación de los fondos FEDER europeos y de empresas que colaboren.

Así lo ha anunciado durante la clausura de la Jornada 'Ingeniería y Sociedad. Contribuyendo a la Cumbre del Clima', organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos de Madrid, celebrada en el marco de la Cumbre Mundial del Clima, un foro que ha contado con la intervención del concejal delegado de Medio Ambiente Borja Carabante, la consejera del ramo Paloma Martín, así como con la presenciadel concejal y la diputada regional de Vox, Íñigo Henríquez de Luna y Ana Cuartero, respectivamente.

Begoña Villacís ha aseverado que la lucha contra el cambio climático "no tiene vuelta atrás" y "ya nadie está contra esta idea" y que su auténtica prioridad y la del Ayuntamiento es la lucha contra la contaminación atmosférica y contra el cambio climático,

La vicealcaldesa ha contado que en su equipo tienen muchos ediles "verdes" y que la gente joven, como su hija Gimena, "lo tienen superclaro" en este asunto. "Madrid es una de las grandes ciudades de Europa y uno de los grandes temas que tenemos que afrontar es la lucha contra cambio climático. El recorrido de las ciudades ha sido el crecimiento a costa de la naturaleza. En esta ocasión podemos conseguir todo lo contrario: el crecimiento de la ciudad compatible con la naturaleza", ha manifestado.

Villacís ha recordado que cuando empezaron a redactar el programa electoral trabajaron con un proyecto "muy ilusionante", el Bosque Metropolitano. "Teníamos un grupo ambientalista, con un verdadero proyecto de ciudad, pensando qué podemos hacer. Queríamos dejar el legado de un bosque a la ciudad, como todos los alcaldes. Y así lo llevamos al pacto de gobierno", ha explicado.

Sin embargo, la edil de Ciudadanos reconoce que le "dieron una vuelta" al concepto de parque que quería hacer, porque aunque Madrid es una ciudad muy arbolada, con 6,7 millones de árboles, "no por tener más árboles se es una una ciudad más verde".

"Como los alcaldes gobernamos cuatro años, es un plazo demasiado corto para ideas a la ciudad. Por eso un alcalde siempre querrá plantar un plátano antes que una encina, que se queda pequeña a los cuatro años. Pero la encina es un árbol autóctono de Madrid, es más resistente, perdurará más y es más sostenible. Entonces decidimos que en Madrid no se iba a hacer un parque, sino un bosque", ha indicado.

Según ha explicado, ese bosque, llamado Metropolitano, contará con 100.000 árboles y 75 kilómetros, que supondrán la reducción de 170.000 toneladas de CO2. Villacís ha anunciado que el Bosque comenzará a ponerse en pie desde el sudeste porque es una zona de Madrid escasamente arbolada.

Concretamente, en este mandato 2019-2023 comenzarán en el arco del sureste, en los distritos de Vicálvaro y Villa de Vallecas. Actualmente tienen poca disponibilidad de zonas arboladas y porque es una zona más vulnerable a los efectos negativos del cambio climático y la desertificación.

"Y tercero, por una razón práctica: estos desarrollos urbanísticos, cuentan con suelos disponibles calificados como zonas verdes y con posibilidad de realizar cambios en la ordenación urbanística para el mejor desarrollo del Bosque Metropolitano", ha apuntado.

"Los desarrollos del sureste nos van a permitir tener una zonas por donde empezar a plantar nuestro bosque metropolitano. Se van a plantar semillas y vamos a conseguir que todos los vecinos sean parte de este proyecto. Es una de las mejores manera de transcender para que todos tengan su árbol", ha proseguido.

La vicealcaldesa también ha explicado que esta nueva infraestructura verde circunvalará toda la ciudad gracias a la construcción de puentes verdes o 'ecoductos' sobre las carreteras radiales, abarcando 600 hectáreas.

UNA 'INFRAESTRUCTURA VERDE'

El Bosque se apoyará en las zonas verdes ya existentes, conectándolas para crear un corredor ecológico con la mayor continuidad espacial posible. "Es una apuesta por la conectividad ecológica. Una infraestructura verde, a diferencia de la infraestructura gris", ha destacado.

La Comisión Europea define la infraestructura verde como una red estratégicamente planificada de zonas y elementos naturales y seminaturales, de alta calidad, diseñada y gestionada para proporcionar un amplio abanico de servicios ecosistémicos y proteger la biodiversidad.

Según ha explicado, es una solución que se basa en la naturaleza, y que proporciona beneficios y soluciones con menos coste y de manera más autosuficiente y sostenible que soluciones con medios artificiales. Entre dichos beneficios está el filtrado de contaminantes, la sombra y regulación térmica, la reducción del ruido, la creación de espacios de recreo para los ciudadanos, etcétera.

Actualmente ya se están realizando desde el Área de Gobierno de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, los primeros pasos del proyecto, evaluando el suelo municipal disponible y la posibilidad de modificaciones en la ordenación urbanística, ha concluido Begoña Villacís.

Contador