Cae un grupo criminal de atracadores que actuaba en la zona del Corredor

Publicado 19/08/2015 10:10:03CET

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal de atracadores que actuaba principalmente en la zona conocida como Corredor del Henares y sus proximidades, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

Los detenidos, cuatro varones de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 27 y los 44 años de edad, cuentan con amplio historial delictivo por delitos contra el patrimonio, entre los cuatro suman más de 100 detenciones.

Por el momento los agentes les imputan el atraco a un salón de apuesta en Coslada perpetrado el pasado uno de julio y donde los autores lograron apoderarse de 5.000 euros tras intimidar con un arma de fuego a la empleada.

También se les imputa un delito de pertenencia a grupo criminal y un delito de robo de uso de vehículo, ya que el coche que emplearon para huir había sido sustraído días antes en la localidad de Alcalá de Henares.

Dos de los cuatro autores fueron detenidos al día siguiente en las inmediaciones del domicilio de uno de ellos en San Fernando de Henares, logrando huir un tercero que se encontraba con ellos y que había participado en los hechos.

Quince días después los agentes lograron localizarle en un piso en el distrito de Hortaleza, donde se ocultaba de la policía al saberse identificado. Éste individuo era considerado como el líder de este grupo criminal.

El último de los cuatro detenidos, y que fue identificado como el responsable de conducir el vehículo y esperar fuera del salón de apuestas para asegurar la huida, fue detenido el pasado 11 de agosto en la localidad de Alovera en Guadalajara.

Uno de ellos fue coautor de un atraco a un banco en Madrid Los agentes también han identificado a uno de los cuatro detenidos como autor de un atraco a una sucursal bancaria en Madrid en septiembre del año pasado.

Este individuo en compañía de otro varón, ya detenido, acudió con un cuchillo de grandes dimensiones a esta entidad, sita en la calle Batel de la Capital, y logró apoderarse de 7.500 euros y darse a la fuga.

Muy peligrosos, los detenidos no dudaban en emplear tanto armas de fuego como armas blancas para intimidar y perpetrar los atracos y si era necesario utilizarlas con los empleados o contra los propios agentes policiales para asegurar la huida.

La intervención ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Para leer más