El Canal expondrá la gestión de la escasez hídrica en la región y sus planes para reducir la demanda de agua

Publicado 01/12/2019 7:33:38CET
Imagen de recurso de la fachada de la sede del Canal de Isabel II.
Imagen de recurso de la fachada de la sede del Canal de Isabel II. - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La gestión del agua será uno de los ejes estratégicos que abordará la Comunidad de Madrid en la Cumbre Mundial del Clima, que comienza el lunes en la capital, primera jornada en la que técnicos del Canal de Isabel II expondrán la gestión de la escasez hídrica en la región y los planes de la empresa pública para reducir la demanda de agua, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Medio Ambiente.

Debido a la elevación de la temperatura media del planeta tendrá y al aumento de los periodos de sequía, el Canal considera una prioridad estratégica la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias "y lograr la máxima eficiencia y seguir prestando servicios de calidad y sostenibles en el tiempo es uno de los principales retos a los que se enfrenta la empresa pública".

En la región se ha reducido un 20 por ciento las aportaciones medias de agua a los embalses en los últimos treinta años respecto a la media histórica desde 1914. Los escenarios publicados sobre la evolución del clima en España hasta 2050 hacen temer que esta circunstancia se agrave en el futuro.

"Por tanto, será necesario realizar las inversiones oportunas, buscar las mejores alternativas de abastecimiento y disponer de instalaciones que nos permitan operar con flexibilidad las fuentes de suministro disponibles", señala la empresa pública.

En la actualidad, el Canal gestiona 13 embalses que gestionamos, a los que se suman otros recursos hídricos recursos como las captaciones de agua subterránea o superficial a través de concesiones y transvases. Además, desde 2007, y para usos no relacionados con el abastecimiento a la población, cuenta con la regeneración de aguas residuales, que hasta 2018 permitió ahorrar más de 115 hectómetros cúbicos de agua.

PLANES PARA AUMENTAR LA DISPONIBILIDAD DEL RECURSO

Para anticiparse a los riesgos que conlleva el cambio climático, Canal ha incorporado una modelización matemática aplicada a la optimización de la gestión de los embalses y aprovechamiento de aguas subterráneas con un plan cuyo objetivo "no es aumentar los recursos existentes, sino mejorar y optimizar la manera en la que se gestionan, de modo que se haga frente tanto al cambio climático como al incremento de la población".

Esta mejora en los procesos pasa, entre otros aspectos, por la automatización de los sistemas, que permitan adaptar la operación de todas las instalaciones a tiempo real, y por los estudios sobre los efectos del cambio climático en la región.

Sin embargo, según explicarán los técnicos del Canal en la Cumbre, la mayor posibilidad de aumentar el volumen de agua disponible sin que incrementen las precipitaciones y fomentar su uso. En 2017, el volumen suministrado se acercó a los 16 hectómetros cúbicos para el riego de zonas verdes en 22 municipios, incluyendo la capital. Actualmente, Canal está en contacto con los ayuntamientos para extender en ellos la red de agua regenerada y aumentar sus usos.

PLANES PARA REDUCIR EL CONSUMO

Por otro lado, el Canal apuesta por alcanzar un consumo integrado de 156 litros por habitante al día (fue de 200 litros en 2018) en el año 2030, lo que situaría a los madrileños a la cabeza de los consumos más eficientes en Europa.

Esto pasa, explican los técnicos, por conseguir que cada usuario utilice la cantidad de agua justa, sin que esta acción tenga por qué mermar su calidad de vida. Y por hacer el mejor uso del recurso, evitando que este se pierda antes de llegar a sus legítimos destinatarios.

El plan del Canal se articula en dos vertientes: la técnica y la comunicativa. Por una parte, continuarán trabajando en la reducción del agua no controlada, haciendo hincapié en el mantenimiento de un nivel de pérdidas reales muy reducido, "que ya está muy por debajo de la media española y europea".

"El agua no controlada incluye las pérdidas de la red, el fraude de agua y el subcontaje de los contadores de agua. Se está trabajando con sistemas de última generación para la detección temprana de fugas. Si las pruebas resultan exitosas, se planificará un futuro despliegue, de modo que se reduzca el tiempo que se tarda en detectar una fuga con precisión, disminuyendo de ese modo las pérdidas de agua y la afección a los clientes", señalan.

En la vertiente comunicativa, Canal de Isabel II expondrán a los delegados de la COP25 las campañas de comunicación desarrolladas hasta ahora y el veterano programa educativo Canal Educa, con el que los escolares de la Comunidad de Madrid aprenden a utilizar de forma responsable el agua.

Los responsables del Canal también ofrecerán en la Cumbre una ponencia sobre sistemas de indicadores del desempeño para la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible en las empresas europeas del agua (el día 2 por la tarde). El día 6 la Comunidad compartirá en una jornada específica sus restos antes el cambio climático.

Contador