Actualizado 23/07/2018 16:57 CET

Carmena brinda "todo su apoyo" al programa ASPA que ayuda a jóvenes de la calle en riesgo de exclusión

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena
EDUARDO PARRA/EUROPA PRESS

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompañada por la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo, Marta Higueras, ha brindado este lunes "todo su apoyo" al programa ASPA del centro de atención de jóvenes en situación de calle que se encuentran en riesgo de exclusión.

Según ha informado el Consistorio en un comunicado, Carmena e Higueras han visitado este centro donde la regidora, tras recorrer el dispositivo, animó a los profesionales del centro a seguir en esa línea de implicación. "Hacéis una gran labor y contáis con todo mi apoyo", les ha asegurado.

Este dispositivo se enmarca dentro del Programa ASPA. Línea de Autonomía Personal y Tránsito a la Vida Adulta, que lleva a cabo el Ayuntamiento de Madrid para atender a jóvenes de 18 a 21 años que se encuentran en riesgo de exclusión, que viven en alojamientos "inadecuados, inseguros (casas ocupadas, albergues), sin apoyos ni recursos personales ni económicos".

La Red Municipal para Personas Sin Hogar ha constatado en los últimos años un incremento "progresivo "de usuarios menores de 30 años en sus dispositivos de atención. El Programa ASPA fue adjudicado en febrero de este año a la entidad Opción 3 que, desde la Fundación ISOS, ha atendido desde 2006 a más de un centenar de jóvenes de ambos sexos en situación de alta vulnerabilidad.

Los jóvenes requieren de respuestas "ágiles, rápidas y flexibles", enfocadas "fundamentalmente" desde la prevención por eso la atención que se les ofrece "no puede encuadrarse dentro del sinhogarismo", ya que la mayoría, además, "tiene un recorrido mínimo en calle y aun no presentan una historia de exclusión cronificada".

Los recursos concebidos desde la perspectiva de la atención a las personas sin hogar no son, a juicio del Consistorio, los adecuados aunque sí "es imprescindible cubrir sus necesidades básicas de alojamiento y manutención para que puedan aspirar a una vida normalizada".

Los jóvenes atendidos suelen ser extutelados procedentes de todo el territorio nacional; jóvenes del colectivo LGTBI; personas procedentes de reagrupaciones familiares fallidas; con algún tipo de discapacidad; mujeres jóvenes discriminadas por motivos de etnia o religión o personas provenientes de situaciones sociofamiliares y económicas precarias o de grave vulnerabilidad.

Gran parte de ellos muestran carencias afectivas, no poseen experiencia laboral y sí una baja cualificación formativa, revelan dificultades relacionales, de habilidades personales, autocuidado y hábitos saludables y una baja percepción de futuro.

Para leer más