Carmona, en el acelerón final de una campaña de dos años con "encuestas para todos los gustos"

Actualizado 15/05/2015 9:00:03 CET

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha llegado a la segunda mitad de la campaña electoral dispuesto a dar el acelerón final a su carrera de dos años para convertirse en alcalde de la capital, que comenzó cuando el actual portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, no había renunciado a la reelección, y que ha contado con 500 actos.

Madrileño de nacimiento y de convicción, según afirma; nacido en el barrio de Malasaña, en la calle de la Madera, como le gusta recordar; diputado en la Asamblea de Madrid y profesor de Economía en la Universidad San Pablo CEU, de la que señala que tiene más premios Nobel que la Complutense, Carmona quiere ser el sucesor de los alcaldes socialistas Juan Barranco y Enrique Tierno Galván, a quienes evoca a menudo en sus mítines.

Este jueves, en un desayuno con los periodistas que cubren su campaña, Carmona se ha mostrado "contento", a pesar de que la mayoría de las encuestas no le son favorables, quedando relegado el PSOE según la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) a un tercer puesto, por detrás de la candidatura de unidad popular Ahora Madrid.

En este sentido, ha insistido en que "hay encuestas para todos los gustos" y que no se cree ni las positivas ni las negativas, ni que el PP tenga un suelo del 30 por ciento de los votos teniendo en cuenta que su candidata, Esperanza Aguirre, es, como ha repetido en varias ocasiones, "la madre de la corrupción". Así las cosas, ha asegurado que tiene el convencimiento de que pueden gobernar Madrid.

Por otro lado, ha manifestado que con el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, con quien ha celebrado varios mítines conjuntos, está "muy bien", tras los rumores sobre un supuesto alejamiento entre ambos que los dos han negado siempre, aunque han reconocido que tienen estilos diferentes.

Carmona presume de ser el único candidato que hace propuestas concretas y que dice cómo las va a llevar a cabo. Ahora, se está comprometiendo a cumplir las promesas que ha venido haciendo en todo este tiempo con compromisos firmados.

El candidato que quiere convertir Madrid en capital de la cultura y del español, también propone desahucios cero, expropiar el usufructo de las 40.000 viviendas vacías en propiedad de los bancos, rehabilitar 120.000 infraviviendas y bajar el IBI.

También se ha comprometido a construir 30 escuelas infantiles nuevas y establecer una oficina contra la corrupción, pero la propuesta más sonada fue la de convertir Madrid en referente mundial de las naumaquias (espectáculos acuáticos).

Para leer más