CCOO exige al Gobierno que cumpla la Ley de Memoria Histórica y restituya el nombre original del colegio Calvo Sotelo

Publicado 19/10/2018 14:11:48CET

"Queda evidenciado que la negativa obedece a una postura ideológica difícilmente justificable", ha criticado

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

CCOO de Madrid ha exigido este viernes al Gobierno regional que "cumpla" la Ley de Memoria Histórica y restituya el nombre original del Colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) 'José Calvo Sotelo' por el original, '14 de abril', ya que su nombre actual "se debe a un decreto franquista que cambió los nombres originales de decenas de escuelas madrileñas".

El Ejecutivo madrileño anunció ayer en el Pleno que rechazaba la petición del Consejo Escolar y de la Junta Municipal de Retiro de cambiar el nombre del colegio, ya que un informe elaborado al respecto por la Inspección Educativa concluye que "crearía conflicto en las relaciones de distintos sectores de la comunidad educativa".

El consejero de Educación e Investigación, Rafael van Grieken, aseguró que "a la vista del informe de la Inspección" no considera "adecuado" ese cambio de nombre, porque "en ningún caso" tomarían una decisión que "pusiera en riesgo" el "buen clima de convivencia".

Según ha recordado CCOO de Madrid en un comunicado, el "verdadero" nombre de escuela, que fue inaugurada por el presidente de la República Niceto Alcalá Zamora en 1933 es 'Colegio 14 de Abril'.

Sin embargo, a su juicio, "el colegio fue víctima de un decreto fascista de 1939, por el que se cambiaron las denominaciones originales y se estipuló hacer figurar en el frontispicio de los centros inscripciones con los nombres insignes de los mártires de la Cruzada".

"Se trata de una medida necesaria para reconocer la labor de tantos maestros de la II República, que trabajaron de manera infatigable para garantizar una educación justa, democrática y transformadora para los niños y las niñas madrileñas hace ya 80 años y cuya labor fue brutalmente cercenada por el régimen franquista", han sostenido desde el sindicato.

CCOO ha indicado que el Gobierno autonómico "tenía que ratificar esta decisión", pero ha lamentado que haya "preferido" hacer "oídos sordos" a las demandas de la ciudadanía y haya vuelto "a demostrar una permisividad inquietante con los vestigios franquistas que aún lastran" las escuelas.

En este punto, el sindicato ha tachado de "insostenible" la argumentación del consejero para no ratificar la restitución del nombre, al tiempo que ha afeado que en otras ocasiones el Gobierno regional se "ha limitado únicamente a decretar el cambio tras escuchar la decisión del Consejo Escolar". "Queda así evidenciado que la negativa obedece a una postura ideológica difícilmente justificable", ha zanjado.