Publicado 28/01/2021 12:35CET

CCOO reclama mascarillas FFP2 y test en los centros educativos ante el "aumento exponencial" de casos

Imagen de archivo de la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín.
Imagen de archivo de la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Madrid, Isabel Galvín. - Óscar J.Barroso - Europa Press - Archivo

Advierte de que si no se toman medidas "ese milagro que ocurrió en el primer trimestre será difícil que se produzca o por no decir imposible en el segundo trimestre"

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Madrid ha reclamado la obligación del uso de mascarillas FFP2 en los centros educativos y la realización de test entre la comunidad educativa ante el "aumento exponencial" de casos que se viene produciendo en la tercera ola.

Según ha manifestado en rueda de prensa la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, Isabel Galvín, "en este momento la situación sanitaria en la educación madrileña está en una realidad muy preocupante que avanza de una manera muy rápida hacia una gravedad que si no se actúa podrá ser una gravedad extrema".

"Nos referimos en particular a la situación del avance exponencial de los contagios en los miembros de la comunidad educativa", ha constatado Galvín, quien ha señalado que la cifra de alumnos confinados por positivo o contacto a fecha de 27 de enero difundidos por la Consejería de Educación y Juventud, 12.051 (0,89%), "multiplica por siete y por ocho" el pico máximo de la segunda ola.

"Es decir, estamos ante una tercera ola que presenta sanitariamente unas características muy distintas, muy agravadas como todos los ciudadanos conocemos, y esto está impactando directamente en el sistema educativo", ha indicado Galvín, al tiempo que ha subrayado que "hay una preocupación máxima por parte de los centros".

Según la dirigente sindical, los equipos directivos y coordinadores Covid de los centros educativos recaban esta información a través de las familias, pero "no tienen ninguna información directa de Salud Pública, de las autoridades sanitarias o educativas".

"Es decir, hemos vuelto a las aulas en una situación de absoluta desatención desde Salud Pública y desde la Comunidad de Madrid en su conjunto, en particular desde la Consejería de Educación", ha aseverado.

En cuanto a los alumnos confinados por positivo o contacto, ha apuntado que se dan más casos en los centros de Secundaria y Bachillerato, así como Formación Profesional, lo que se corresponde con la mayor incidencia en la franja de edad a la que pertenece este alumnado.

EDUCACIÓN "OCULTA" EL NÚMERO DE PROFESORES CONFINADOS

Por otro lado, ha criticado que no se haga público el número de profesores que se encuentran confinados por positivo o contacto, un dato "absolutamente ocultado por la Consejería de Educación".

"En todos los centros hay impacto", ha señalado en alusión a este tipo de bajas, para precisar que según le transmiten los centros "donde menos es un profesor, pero este número se amplía a tres, cinco...", y va en aumento.

Galvín ha señalado que estas bajas constituyen "una preocupación muy grande" para los centros porque "no se están produciendo las sustituciones inmediatas y porque con los recortes de plantilla que se produjeron el 21 de diciembre faltan profesores en las aulas, faltan esos 1.117 profesores".

También ha destacado que esta situación no solo afecta al profesorado sino también a otros perfiles, y ha recordado que todavía no está previsto en esta tercera ola cómo actuar con el personal vulnerable.

Por otro lado, ha puesto de manifiesto que hay centros educativos que han quedado "al margen" de las medidas del plan de vuelta segura puesto en marcha en colegios e institutos, como los centros de educación especial, infantil, FP, para adultos y escuelas oficiales de idiomas.

MÁS MEDIDAS DE SEGURIDAD

No obstante, ha señalado la necesidad de un nuevo plan, "un plan integral y un seguimiento de este plan".

"Las características de la tercera ola hacen bastante previsible que si no hay una actuación, un plan, nuevas medidas que se adapten a esta situación y que respondan esta situación, ese milagro que ocurrió en el primer trimestre será difícil que se produzca o por no decir imposible en el segundo trimestre", ha advertido.

Por eso, CCOO quiere "más medidas de seguridad" dentro de "un plan inmediato de actuación", ante la necesidad de "una actualización de todos los protocolos" para "que se adapten a las características de la tercera ola".

"Necesitamos hacer uso obligatorio, imprescindible, ineludible, inevitable de las mascarillas FFP2 en los centros educativos, necesitamos que este producto sea de uso común obligado en todos los centros, para eso hay que facilitar financiación a los centros, que ya han agotado los fondos que se facilitaron en el primer trimestre", ha planteado Galvín.

Asimismo, ha recordado que pidieron la realización de un cribado entre la comunidad educativa antes de comenzar el segundo trimestre, para insistir en esta medida, que además se está haciendo entre jóvenes de 18 a 29 años en los campus universitarios.

"Tiene que haber pruebas para todo el profesorado, para el personal educativo y para el alumnado, pruebas que nos permitan hacer una foto fija de la realidad de la pandemia en este momento", ha aseverado.

Asimismo, ha recalcado la necesidad de que se sustituyan las bajas de manera inmediata, y ha afirmado que es preciso cumplir las ratios que iban incorporadas en el plan de vuelta segura, pero además es preciso bajar las ratios donde no se han bajado, así como recuperar los 1.117 puestos de trabajo suprimidos.

También ha solicitado la convocatoria de Mesa Sectorial y de los comités de prevención de salud, ya que "la situación de salud en este momento en los centros educativos está abandonada a su suerte por parte de la Consejería de Educación".

Para leer más