Actualizado 01/07/2012 13:00 CET

Cementos Portland no emitirá más CO2 al cambiar parte del mix a combustible de residuos en Morata de Tajuña


Instalaciones de Cementos Portland en Madrid
CEMENTOS PORTLAND

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cementos Portland Valderrivas no emitirá más CO2 al cambiar parte de su mix energético a combustible de residuos en la cementera que tiene en Morata de Tajuña (Madrid), según ha explicado en declaraciones a Europa Press el director de la fábrica de 'El Alto' en dicha localidad, Luis Ángel Herreras.

El responsable de la fábrica de Morata de Tajuña ha precisado que la compañía ha pedido la autorización para utilizar "combustibles alternativos no peligrosos" compuestos por residuos que, de otra manera, "se destinarían a vertederos".

Herreras ha explicado que no se trata ni mucho menos de que la cementera pase a ser una incineradora, sino que comprará un combustible que ya llega totalmente procesado a la fábrica y en cuyo desarrollo se utilizan diferentes materiales que ya se han determinado y han sido controlados para que no sean nocivos.

"El propósito es sustituir una parte del combustible actual, el Petcoke, que es un derivado del petróleo, por otros combustibles alternativos. Es lo que llamamos 'valorización energética'. El uso de esos residuos, que son siempre transformados en combustibles alternativos por gestores autorizados, no tendrá efecto negativo alguno ni para los trabajadores de la planta ni para los agricultores de la zona ni para los vecinos de los pueblos cercanos", ha garantizado.

De hecho, el director de la fábrica ha asegurado que "el uso de estos materiales no aumentará las emisiones de CO2 durante el proceso de fabricación" y, es más, "evitará que esos residuos, que no han sido reutilizados ni reciclados, terminen en un vertedero, dónde contaminan los suelos y emiten gases de efecto invernadero". "Se trata, por lo tanto, de una opción respetuosa con el medio ambiente", ha comentado.

AHORRO DE COSTES EN PLENA CRISIS

Además, la sustitución parcial de derivados del petróleo por residuos no peligrosos "mejorará la eficiencia" y competitividad de la fábrica, no ganando dinero con ninguna actuación sino ahorrando costes ya que se trata de combustible más económico que el derivado directamente del petróleo.

"En la actual situación de crisis, especialmente profunda en el sector de la construcción, éste es un elemento clave. Y más teniendo en cuenta que la fábrica de El Alto compite con otras plantas cercanas que ya están utilizando la valorización energética", ha aseverado.

SE USA EN PAÍSES RESPETUOSOS CON EL MEDIO AMBIENTE

Herreras ha explicado también que se trata de un uso y práctica extendidos en otros muchos países no conocidos precisamente por su desatención al medio ambiente, caso de Noruega, Holanda, Alemania o Bélgica.

"Quiero destacar también que el uso de residuos no peligrosos como combustible en fábricas de cemento, es una práctica habitual desde hace treinta años en los países más desarrollados y más respetuosos con el medio ambiente, como Noruega, Holanda, Alemania o Bélgica", ha razonado.