Actualizado 03/06/2008 22:27 CET

El cierre por sorpresa de la academia Órbita Profesional deja sin cursos a más de 2.200 alumnos de Madrid y Barcelona

MADRID/ L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Alumnos de la academia Órbita Profesional alertaron hoy de que el cierre unilateral del centro, dedicado a la preparación de opositores a cuerpos de seguridad y profesionales de autoescuela, deja sin los cursos ya abonados a 2.000 alumnos de la sede de L'Hospitalet de Llobregat y a 250 afectados en Madrid, según las primeras estimaciones.

De hecho, la sede madrileña, que desde noviembre de 2006 funcionaba en el número 6 de la calle Luis Ruiz, en el distrito madrileño de Ciudad Lineal, no ofrece clases desde hace dos semanas, y decenas de alumnos ya se están movilizando para reclamar su dinero. La academia está especializada en formar aspirantes a policía y profesores de autoescuela.

Un grupo de afectados se reunió esta tarde a las puertas de la sede central de la academia, situada en la calle de Progrés de L'Hospitalet, donde se podía ver un cartel con un número de teléfono para contactar con la coordinadora de afectados. Sin embargo, ningún aviso notificaba del cierre de la academia. En la calle, los afectados intercambiaron sus datos personales para poder llevar a cabo las acciones para recuperar el dinero invertido en cursos de oposición.

Según una portavoz de los alumnos, Elisabet Simón, la matrícula de la academia "oscilaba entre los 1.700 y los 2.000 euros por persona" y añadió que incluso había gente que pagaba en negro". Lamentó que los afectados han pagado su formación pero se han quedado a mitad de curso sin saber si podrán recuperar o no el dinero y, además, con la necesidad de buscar otro centro.

En su página web, la academia Órbita Profesional publicita sus servicios garantizando a los alumnos la devolución del dinero si no conseguían aprobar las oposiciones. "Se comenta que la forma de operar de los responsables de la academia es que cuando se acerca el cumplimiento de los tres años de contrato con los alumnos cierran y así no te devuelven el dinero", sostuvo Simón. "Nos han dicho que, como son una sociedad limitada, no se les puede intervenir el patrimonio", añadió.

"Todos vamos muy perdidos y agradeceríamos a las administraciones que se implicaran en este caso", pidió Simón, quien aseguró que unos alumnos preguntaron ayer si iban a cerrar el centro y recibieron un no "entre risas" por parte de uno de los gerentes.

Los alumnos han denunciado el caso ante la Policía Nacional en Madrid y ante la Agencia Catalana del Consumo en Barcelona porque aseguran que nadie les avisó del cierre y que han perdido la oportunidad de presentarse a las oposiciones por su culpa.