Cifuentes: "Cuando digo que si sacas la pistola es para disparar, quiero decir que no amagues si no vas a dar"

Actualizado 19/10/2012 16:13:03 CET
Cristina Cifuentes, posando para Vanity Fair
VANITY FAIR

Sobre las cargas en Atocha el 25-S dice que "hoy cualquiera puede hacer una foto con el móvil o grabar y eso hay que analizarlo despacio"

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha reconocido que suele utilizar comúnmente la frase 'Si sacas la pistola es para disparar', pero ha matizado que la dice con el significado de "no amagues si no vas a dar".

En una entrevista concedida a la revista Vanity Fair y recogida por Europa Press, Cifuentes ha remarcado que ella es una persona de partido y, al margen de los afectos personales, tiene una "lealtad inquebrantable" al presidente del Gobierno de la Nación, Mariano Rajoy, y una relación personal de "cariño, lealtad, respeto y gratitud" hacia la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

En este sentido, ha señalado que le sorprendió "como a todos" la despedida de Aguirre aunque ha recordado que "ella no se ha ido del todo, sigue siendo la presidenta del partido". "Cuando hablamos y se explicó, la entendí y ahora me alegro de su decisión porque la veo muy feliz. Tenía necesidad de quitarse de la primera línea, porque quema mucho", ha añadido.

Asimismo, la delegada del Gobierno ha negado el rumor de que el motivo de la dimisión de Aguirre era que quería montar un partido político a la derecha del PP junto al expresidente del Gobierno José María Aznar. "Me parece completamente ridículo y quien diga eso no conoce ni a Esperanza ni a Aznar", ha añadido.

Sobre el PP, ha declarado que existe dentro un espectro muy amplio en las bases, "gente con ideas más de derechas y más de centro". "Pero no creo que haya espacio en España a la derecha del PP. Yo, desde luego, no querría que lo hubiera", ha apostillado.

Cifuentes se ha definido como liberal y ha manifestado que asume los principios de su partido, aunque en algunos temas piense diferente. Eso sí, no ha querido valorar la reforma sobre el aborto que plantea el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Además, ha señalado que no le cuesta acatar órdenes y obedecer pero sí "que le impongan las cosas porque sí". "Como buena hija de militar, entiendo perfectamente lo que es la jerarquía y el conducto reglamentario. Y más aún en un partido político donde se aplica eso de 'donde no hay patrón no manda marinero'. Eso no quita que yo siempre dé mi opinión, al patrón, y a quien haga falta", ha apuntado.

"LAS IMÁGENES SON IMÁGENES, PERO HAY QUE VERIFICAR LAS FUENTES"

La delegada del Gobierno en Madrid también ha tenido palabras sobre los incidentes generados en torno al 25-S. Así, ha subrayado que las imágenes de las cargas policiales colgadas en Internet "son imágenes, pero hay que verificar las fuentes, porque muchas veces lo que se cuelga no corresponde a lo que dicen". "Yo prefiero ver la secuencia completa porque a veces una imagen aislada te puede generar una opinión distinta", ha precisado.

Así, ha defendido que la actuación de los policías antidisturbios durante el 25-S fue "correcta y adecuada". "Había un grupo de personas que no sólo estaban agrediendo a la Policía con piedras, sino que tratan de saltar las vallas del Congreso".

Sobre las cargas policiales en el interior de la estación de Atocha, Cifuentes ha respondido que "hoy en día cualquier ciudadano puede hacer una foto con el móvil o grabar y eso hay que analizarlo despacio". "Lógicamente tú no vas siguiendo a cada policía con una cámara. Eso no podría ser así de ninguna manera".

De hecho, ha insistido en que aún no le consta que allí se extralimitara la Policía. No obstante, si de la investigación se puede deducir que la hubo, ha dicho que se atendrá a lo que establezca el Ministerio del Interior. "ME HACE GRACIA QUE ME LLAMEN NIÑA PIJA"

En otro orden de cosas, la delegada del Gobierno también ha hablado de su aspecto físico y ha dicho que "no vive de él", aunque le gusta estar bien "porque eso se transmite". Además, sostiene que no ha notado que los policías y los guardias civiles no les cuesta recibir órdenes de una mujer o por lo menos "no lo ha notado".

Además, ha afirmado que "le hace mucha gracia" que le tachen de 'niña pija' cuando su padre ha sido militar y su madre ama de casa "y han tenido que hacer muchos sacrificios para sacar ocho chicos adelante". "Yo he hecho de todo: dar clases, trabajar en una tienda, vender enciclopedias. No me han regalado nada y no he viajado con mis amigas hasta que me lo puede pagar yo", ha revelado.

Por último, ha comentado que sigue siendo "rebelde". "A mí, mejor por las buenas; por las malas no. Detesto que me impongan las cosas porque sí y no soporto que me regañen. Lo de los horarios para volver a casa era un tormento. Yo siempre llegaba diez minutos más tarde de la hora, hasta que me dieron por imposible y me dijeron: 'vuelve cuando quieras'. Desde entonces estaba todos los días a las once en casa", recuerda.