Publicado 11/02/2021 18:39CET

Cinco grandes ciudades mantienen incidencia por encima de 1.000 mientras la región sigue en bajada generalizada

Una farmacéutica prepara un test de antígenos en Madrid
Una farmacéutica prepara un test de antígenos en Madrid - Jesús Hellín - Europa Press

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cinco localidades de más de 50.000 habitantes de la Comunidad de Madrid mantienen su incidencia acumulada a 14 días por encima del umbral para aplicar restricciones --1.000 casos por cada 100.000 habitantes-- mientras que la región en su conjunto continúa en una bajada generalizada mientras sobrepasa la tercera ola del coronavirus.

Así se desprende del informe semanal de situación epidemiológica publicado el martes por la Dirección General de Salud Pública en la que se explicitaba que --con los datos del 1 al 7 de enero-- Collado Villalba (1.446), Aranjuez (1.258), Alcobendas (1.048), San Sebastián de los Reyes (1.041) y Torrejón de Ardoz (1.004) se encontraban sobre ese umbral.

En la actualidad, tras la revisión de las medidas quirúrgicas realizada el pasado viernes, un total de 72 zonas básicas de salud (ZBS) y 28 localidades cuentan con restricciones a la movilidad ante los altos datos de prevalencia del virus.

Entre las localidades perimetradas se encuentran todas las apuntadas por el informe epidemiológico menos Torrejón de Ardoz, que estaría experimentando un incremento de los casos.

Por su parte, dentro de la capital destaca la alta incidencia de la ZBS de General Oraá, en el distrito de Salamanca, que se sitúa en 1.209. El pasado viernes se decidió prorrogar las restricciones en el área durante, al menos, una semana más.

TOQUE DE QUEDA Y CIERRE FLEXIBLE

Asimismo, el pasado miércoles, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, aseveró que el Ejecutivo regional se estaba planteando atrasar el toque de queda a las 23 horas y decretar un cierre "flexible de la hostelería". Este jueves ha manifestado al respecto del retraso del toque de queda hasta las 23.00 horas que si se puede se pondrá en marcha este viernes y "si no, habrá que esperar al lunes".

Este estudio llega tras flexibilizarse la pasada semana otra medida que afectaba a la hostelería, el número máximo de personas en terrazas, que se había limitado a cuatro comensales y que se volvió a ampliar a seis.

Para leer más