El Colegio de Abogados incluye en su plan de igualdad el cambio de nombre, el lenguaje inclusivo y la paridad

Angela Cerrillos presenta el Plan de Igualdad del Colegio de Abogados
COLEGIO DE ABOGADOS DE MADRID
Publicado 15/02/2019 18:20:12CET

Equiparará los derechos de paternidad y paternidad para sus empleados

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Abogados de Madrid ha presentado este viernes su Plan de Igualdad, que incluye el cambio de denominación, por el que pasará a llamarse Colegio de la Abogacía de Madrid, la implantación del uso del lenguaje inclusivo en sus escritos y comunicaciones verbales, así como la paridad en la Junta de Gobierno y la participación equilibrada en su organigrama.

Además, el Colegio reconocerá a sus empleados varones los mismos derechos que la legislación laboral vigente reconozca a las empleadas a consecuencia de su maternidad, de manera que el permiso de paternidad se ampliará a 16 semanas.

La presidenta de la Comisión de Igualdad, Diversidad e Inclusión, Ángela Cerrillos, ha desgranado el proyecto a implementar durante el mandato de la actual Junta de Gobierno, "un trabajo colectivo elaborado desde todos los sectores que componen el Colegio".

La propuesta se basa en una encuesta realizada entre los abogados y los empleados del colegio y un estudio sobre la participación de las abogadas en los distintos ámbitos de la actividad profesional y en el propio Colegio.

El primer punto es el de la modificación del nombre del Colegio, lo que conlleva la necesidad de una reforma de los estatutos que tiene que ser aprobada por la Junta General, por lo que el compromiso de la Junta de Gobierno es el de "intentar convencer a los colegiados y a la colegiadas de la conveniencia del cambio de nombre".

En cuanto al lenguaje inclusivo, el plan señala que "se evitará el uso del masculino genérico, referenciando de forma explícita a las mujeres en el lenguaje utilizado en las comunicaciones y documentos", para lo que propondrá una guía de buenas prácticas.

La paridad será obligatoria en las candidaturas a la Junta de Gobierno de manera que ninguno de los sexos tenga una presencia inferior al 40 por ciento ni superior al 60 por ciento, y los abogados y las abogadas deberán alternarse "de forma equilibrada".

Además, la Junta de Gobierno designará "de forma equilibrada" a los responsables de los departamentos y comisiones del Colegio, así como de otros órganos internos. Asimismo, también será equilibrada la participación en la dirección de cursos, en el profesorado y en las ponencias.

Asimismo, la formación deberá integrar una perspectiva de género, especialmente en materias relacionadas con violencia de género o delitos contra la libertad sexual.

Para fomentar la igualdad en los despachos, el Colegio creará un 'Sello de Buenas Prácticas en Igualdad entre Hombres y Mujeres'. Por otro lado, distinguirá anualmente a la persona física o jurídica que se haya distinguido por su compromiso con la Igualdad.

Por otro lado, el Colegio de Abogados instará a la Administración de Justicia a facilitar la compatibilidad del nacimiento de un hijo o de los procesos de adopción y cuidados de personas dependientes con el ejercicio de la abogacía en materia de suspensiones de vistas por coincidencia de señalamientos con esas circunstancias.

El documento señala que "la igualdad efectiva entre mujeres y hombres pasa necesariamente por la asunción de una corresponsabilidad de ambos que se materialice en un reparto equilibrado de las responsabilidades familiares", al tiempo que garantiza que el Colegio "promoverá y apoyará iniciativas a favor de los colegiados y colegiadas ante los órganos competentes para modificar la legislación vigente, a fin de que los padres y madres puedan gozar los mismos derechos derivados del nacimiento, acogimiento y adopción".

El Colegio reconocerá a los empleados varones los mismos derechos que la legislación laboral vigente reconozca a las empleadas a consecuencia de su maternidad, de manera que el servicio de paternidad se ampliará a 16 semanas.

El texto precisa que "el disfrute del permiso, intransferible y retribuido, será obligatorio para el padre en las cuatro primeras semanas tras el parto, adopción o acogimiento. Las 12 semanas restantes no serán simultáneas sino anteriores o sucesivas e ininterrumpidas a las semanas siete a dieciséis del permiso por parto", o bien por adopción o acogimiento del otro progenitor.

Asimismo, se compromete con la "racionalización de horarios laborales que propicien la conciliación de la vida personal y laboral".