Un colegio cercano al centro de Hortaleza pide "tranquilidad" a las familias y no hacer caso a los "bulos" sobre MENAS

Publicado 25/10/2018 17:45:43CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

La dirección del CEIP Pablo Picasso del distrito de Hortaleza ha pedido a los padres que transmitan "tranquilidad" a los alumnos sobre 'bulos' que circulan sobre la presencia y determinadas conductas que implican a menores extranjeros no acompañados (MENAS) del centro de Primera Acogida, muy cercano al centro.

En un escrito dirigido a las familias, al que ha tenido acceso Europa Press, la directora del Pablo Picasso recuerda que se puso en conocimiento de la Policía Municipal por si algunos de estos menores pudieran estar "merodeando" por la valla del colegio durante el tiempo de recreo. Al respecto, detalla que el Cuerpo municipal transmitió que iba a estar "más pendiente en esta zona" durante los diferentes recreos.

"Tanto los profesores como los monitores están avisados de controlar, como siempre se hace, el tema de la valla. Al igual que a los niños, les decimos que no pueden hablar con nadie que se acerque a la misma y que deben acudir a un adulto si tienen algo que contar", expone esta circular interna.

Además, relata que han llegado a "oídos" del profesorado diferentes versiones sobre la presencia de estos chicos procedentes del centro de Primera Acogida "totalmente adornadas y exageradas por parte de alumnos como de familias".

"Tales como que se han saltado la valla, que se han oído tiros, que hay una furgoneta blanca desde la que hacen fotos a las niñas entre otras. Versiones totalmente falsas", desgrana la directora del colegio para añadir que hay estudiantes que utilizan este tema como "entretenimiento" en el patio.

"Para unos niños lo viven como una aventura divertida y para otros, estas historias falsas, les está produciendo miedo y nerviosismo", advierte la dirección del Pablo Picasso.

En consecuencia, ruega a las familias y apela su responsabilidad, "para que en casa se transmita a los niños tranquilidad y se les den las mismas instrucciones" que se imparten en el centro, ya que la Policía y el colegio "están haciendo todo los que está en su mano para solucionar el problema".