Colgado el primer cuadro que se expondrá en las nuevas salas de la ampliación del Museo del Prado

Actualizado 17/09/2007 17:10:45 CET

'El testamento de Isabel la Católica' de Eduardo Rosales es el anticipo de una muestra sobre los grandes maestros del siglo XIX

MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza y el presidente del Patronato, Plácido Arango, presenciaron hoy la colocación del cuadro 'El testamento de Isabel La Católica' de Eduardo Rosales en las nuevas salas de ampliación del Museo del Prado. Esta obra formará parte de una exposición antológica dedicada a los maestros de la pintura española del siglo XIX, que inaugurará oficialmente la ampliación de la Pinacoteca nacional el próximo 30 de octubre.

César Antonio Molina describió el cuadro de Eduardo Rosales como uno de los grandes "iconos" del arte del siglo XIX pintado en Roma por el artista y en el que se observa a la reina Isabel la Católica dictando su testamento ante el escribano que la atiende desde un pequeño pupitre; su marido, el rey Fernando a quien acompaña la hija y heredera de ambos, la princesa doña Juana, e incluso figura también en el lienzo el Cardenal Cisneros que sería después Regente de Castilla. Este cuadro supuso la consagración definitiva de Eduardo Rosales.

Con la muestra, 'Maestros modernos. Las colecciones del siglo XIX del Museo del Prado', patrocinada por el BBVA, entidad que ha renovado su convenio como benefactor del Prado, la Pinacoteca nacional inaugurará definitivamente la ampliación de sus nuevas instalaciones en las que se podrán admirar obras maestras de artistas como Sorolla, Fortuny, Rosales y los Madrazo.

COLECCIÓN INACCESIBLE HASTA AHORA

Para el director del Prado, esta exposición "especial" permitirá "redescubrir" el Museo y ofrecer al visitante la posibilidad de admirar una colección hasta ahora "inaccesible" durante la ultima década y que contiene más de un centenar de obras de los grandes maestros del siglo XIX. "Estas salas serán ahora lugar de encuentro entre la historia y el arte", señaló Zugaza.

Las nuevas salas de la pinacoteca, presentadas al público durante varias jornadas de puertas abiertas celebradas entre abril y julio, resumirán a partir de octubre, la historia del arte español en el siglo XIX y pretenden saldar una 'deuda' con los artistas del XIX, a quines ahora no se habían dedicado el "espacio y la visibilidad que se merecen".

Compuesta por un conjunto de 95 pinturas y 12 esculturas, la exposición contará además con una sección complementaria en la que se mostrará una selección de dibujos de Goya protagonizada por la obra 'El Toro con alas' que se muestra al público por primera vez tras su ingreso en las colecciones del Museo el año pasado.

Así el primer gran ámbito de la exposición se abrirá con una sección dedicada a Goya y al Neoclasicismo donde se expondrán algunos de los retratos decimonónicos más emblemáticos de Goya como 'La Marquesa de Santa Cruz'.

GOYA, PÉREZ VILLAMIL O FEDERICO MADRAZO

El recorrido continuará con una sección dedicada al Romanticismo , que agrupa los trabajos de artistas como Leonardo Alenza, Gerardo Pérez Villamil, Eugenio Lucas o Antonio Maria Esquivel. Tras ellos, Federico Madrazo y el 'purismo académico' protagonizarán el tercer apartado de la exposición, dando paso a otra sala dedicada, en exclusiva, al gran maestro Eduardo Rosales.

El siguiente ámbito reunirá algunas de las pinturas más impresionantes de las colecciones modernas del Museo como 'Doña Juana la Loca' de Francisco Padilla; 'Los amantes de Teruel' de Antonio Muñoz Degrain; 'La rendición de Bailén' de José Casado Alisal o 'El fusilamiento de Torrijos' de Antonio Gisbert.

Junto a esta exposición se ha preparado un catálogo de las obras que se verán en la muestra. Con ambos proyectos, exposición y catálogo, el museo propone al público el redescubrimiento del arte español desde el último cuarto de siglo de vida de Goya hasta la fecha del nacimiento de Picasso, dos grandes nombres de la historia del arte universal entre los que se inscribe todo un siglo en el que tuvo lugar el triunfo de varias generaciones de artistas.