Actualizado 30/05/2007 22:37 CET

La Comisión Provincial de Policía Judicial se excede al limitar las funciones de los agentes municipales, según Unijepol

Los directivos de Policía local critican el Protocolo de directrices sobre policía judicial porque "desprecia la autonomía municipal"

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

La Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) criticó hoy el "Protocolo para la coordinación de las actuaciones del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía Local", elaborado por la Comisión Provincial de Policía Judicial de Madrid, integrada por los responsables de las Unidades de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, y por representantes del Poder Judicial y del Ministerio Fiscal.

Este documento, denominado "Protocolo para la coordinación de las actuaciones del Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía Local", pretende establecer instrucciones de funcionamiento para las Policías Locales de la Comunidad de Madrid y limitar sus funciones en materia de seguridad y policía judicial.

La Unijepol, basándose en un informe jurídico, considera que la citada Comisión Provincial de Policía Judicial se ha extralimitado en sus funciones, ya que es un órgano en el que los municipios están ausentes, carece de competencia para coordinar a las diferentes policías y, mucho menos, para dictar instrucciones de obligado cumplimiento para las Policías Locales.

Para Unijepol, "el único marco adecuado establecido por la Ley para definir las formas y procedimientos de colaboración entre las respectivas Policías Locales y el resto de los Cuerpos de Seguridad son las Juntas Locales de Seguridad, en las que están representados los municipios y la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid".

El Informe elaborado por la Asesoría Jurídica de Unijepol también denuncia el profundo desconocimiento que el protocolo de la Comisión Provincial pone de manifiesto sobre el importante papel que están desarrollando las Policías Locales en la Comunidad de Madrid, para atender problemas y delitos de proximidad, como la violencia doméstica y de género, el acoso escolar, la siniestralidad laboral, la piratería industrial e intelectual o el pequeño tráfico de drogas y, sobretodo, su preocupante desprecio por la autonomía municipal, que está reconocida constitucionalmente.

Para Unijepol, los planteamientos contenidos en este documento caminan en la dirección opuesta a la política que se está haciendo desde el Ministerio del Interior y no obedecen a la preocupación por la mejora de la seguridad ciudadana, sino que, realmente, responden a visiones e intereses corporativos de algunos responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de la Comunidad de Madrid que, desde hace tiempo, están entorpeciendo cualquier medida que suponga una mayor corresponsabilización municipal en materia de seguridad.

Por ello, Unijepol se ha dirigido a los diferentes responsables del Ministerio del Interior y de la Delegación del Gobierno en Madrid, así como a la Federación de Municipios de Madrid, y a todos los componentes de la Comisión Provincial de Policía Judicial, para informarles de la falta de competencia de dicho órgano para dictar las instrucciones que se contienen en el Protocolo y, en consecuencia, que los municipios y jefaturas de Policía Local de la Comunidad de Madrid no están, en absoluto, obligadas a su cumplimiento.