Publicado 26/09/2019 11:14

La Comunidad activa protocolo de acoso escolar tras la grave agresión a una alumna, grabada y difundida por compañeros

Imagen de recurso de un aula vacía.
Imagen de recurso de un aula vacía. - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha activado el Protocolo ante casos de acoso escolar tras la agresión el lunes pasado a un alumna del instituto Francisco de Quevedo de Madrid por parte de una estudiante de un centro escolar cercano, un ataque en el que participaron otros compañeros, y que fue grabada y difundida por redes.

Los hechos tuvieron lugar el lunes a las puertas del mencionado instituto, situado en la calle San Román de Valle, en el distrito de San Blas. Una chica de 14 años salía del centro cuando fue avisada por dos compañeros de que la esperaban fuera para agredirla.

La adolescente intentó escapar por la puerta de atrás, pero una vez fuera la rodearon una decena de estudiantes de su misma edad en actitud amenazante, haciendo un círculo para evitar que se marchara corriendo, según ha confirmado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Entonces, dos chicas entraron en el círculo y comenzaron a calumniar a la víctima. Una de ellas la golpeó varias veces, poniéndose encima de ella, abofeteándole la cara, pegándole con los puños en la cabeza y fracturándole la nariz, dejándola semiinsconsciente. La escena fue grabada por algunos chicos que rodeaban la pelea con sus teléfonos móviles, imágenes que luego difundieron por mensajes y redes, tal y como ha difundido hoy el diario 'El Mundo'.

La menor fue auxiliada por varios compañeros, que la introdujeron en el centro y llamaron a los responsables del instituto, quienes comunicaron lo ocurrido a los padres de la víctima. Fue trasladada a un centro médico cercano, y de allí derivada al Hospital Gregorio Marañón de Madrid, donde la asistieron y donde la operarán por fractura de nariz.

DENUNCIA ANTE LA POLICÍA

La familia de la chica ha denunciado los hechos y presentado el vídeo ante la Policía Nacional, que ha abierto una investigación para localizar y detener a las agresoras. Por su parte, la Comunidad de Madrid ha activado el protocolo contra el acoso escolar y el instituto ha abierto una investigación.

Según fuentes regionales, la víctima estudia ahora en centro Francisco de Quevedo pero el curso pasado lo hizo un centro cercano, donde había coincidió con sus agresoras. Por ello, el otro instituto ya está al corriente de lo ocurrido para determinar las medidas disciplinarias a tomar contra las atacantes, recogidas en el Decreto de Convivencia, aprobado el pasado mes de abril, que recoge como falta muy grave "el uso de la intimidación o la violencia, las agresiones, las ofensas graves y los actos que atenten gravemente contra el derecho a la intimidad, al honor o a la propia imagen o la salud contra los compañeros o demás miembros de la comunidad educativa".

Además, Inspección escolar, en colaboración con la investigación policial, tomará las medidas oportunas sobre las personas que amenazaron a la víctima, no la auxiliaron y grabaron y difundieron con su móvil las imágenes de la pelea. Estas conductas, como las anteriores, llevan aparejadas medidas cautelares, correctoras y expedientes disciplinarios de diferentes grados de aplicación, que determinarán las autoridades escolares.

Más información