La Comunidad ahorrará 42 millones con la creación de una Junta Central de Compras de productos sanitarios

Actualizado 07/06/2012 19:34:26 CET

MADRID, 7 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ahorrará 42 millones de euros con la creación de una Junta Central de Compra de productos sanitarios para establecer un catálogo único de productos con el fin de desembolsar menos dinero a la hora de obtener este material.

Esta medida, incluida en el Proyecto de Ley de Medida Urgentes de Modificación Presupuestaria, afectaría al material de cura, quirófano y fungible o al material de laboratorio y reactivos.

"De este modo se acumula volumen y se gana en eficiencia", ha explicado a Europa Press la viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Patricia Flores, quien ha indicado que la Consejería ya ha puesto en marcha esta medida con la oxigenoterapia y con apósitos y ha avanzado que en un futuro próximo se hará algo parecido para marcapasos, desfibriladores y prótesis.

Otra de las medidas con las que el Gobierno regional pretende ahorrar es con la externalización, a través de concursos, de los servicios no sanitarios, como la limpieza o la seguridad, por lo que se ha acordado suprimir 26 categorías. Flores ha precisado que se comenzará a externalizar por la cocina y por la lavandería.

Además, ha indicado que el personal fijo se concentrará en determinados hospitales que aún están por fijar. Esta iniciativa supondrá un ahorro de 20,7 millones de euros.

Junto a ello, la Consejería de Sanidad pondrá en marcha para ahorrar en gastos la regulación del descanso de los profesionales médicos después de una guardia, lo que les obliga a coger libre el día siguiente a la guardia (que será sábado o domingo).

Además, se elimina el módulo que cobraban los médicos mayores de 55 años por dejar de hacer guardia y se suprimen los repartos (cantidad que se cobraba cuando faltaba un facultativo y otro asumía su consulta) para los médicos en los centros de salud.

CENTROS DE ESPECIALIDADES

Flores ha avanzado que además de estas medidas está previsto el traslado de la actividad de los Centros de Especialidades de Alcobendas, Aranjuez y Arganda a los hospitales del Tajo, Sureste e Infanta Sofía, ya que tienen capacidad "más que suficiente para absorber la actividad asistencial de estos centros".

La viceconsejera ha matizado que los centros de especialidades se cerrarán y se ahorrará cerca de 3,1 millones de euros. "Trasladamos la actividad de algunos centros de especialidades que tenían sentido cuando no había hospital en el municipio", ha subrayado.

Otros dos centros que también reordenarán su actividad serán Pontones y Quintana, a los que acudían los vecinos de Carabanchel porque el centro de especialidades de Carabanchel Alto tenía mucha presión asistencial. Ahora, con la incorporación del Gómez Ulla a la red madrileña, los carabancheleros podrán volver al centro de especialidades de su distrito.

Mientras, se ha acordado que los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP) de Doctor Esquerdo, La Fortuna, Aranjuez y Barajas, al tener baja actividad asistencial nocturna entre semana (menos de 10 pacientes), sólo abran los fines de semana. Fuentes del Gobierno regional precisan que los pacientes quedarán "completamente atendidos" por los servicios de urgencias de los hospitales.