Actualizado 18/12/2018 13:37 CET

Comunidad lanza un Plan de Inmigración dotado con 429 millones que busca la atención integral de la población extranjera


Pedro Rollán, Ángel Garrido, Jaime de lo Santos y Carlos Izquierdo
EUROPA PRESS

MANZANARES EL REAL, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha aprobado este martes el Plan de Inmigración 2019-2021 que cuenta con un presupuesto de 429,3 millones de euros y que busca reforzar la coordinación de servicios públicos para una atención integral de la población extranjera.

Se centra, además, en optimizar los recursos regionales disponibles en coordinación con los ayuntamientos para atender a los grupos de población inmigrante en riesgo de exclusión; y fortalecer las políticas de formación laboral, acceso al mercado de trabajo y fomento del emprendimiento.

El plan prevé impulsar la coordinación y optimización de recursos de atención y educación que favorezcan la convergencia con la población autóctona, especialmente de las segundas generaciones, fomentando su plena integración; promover programas de apoyo a las mujeres inmigrantes; fomentar la participación activa de la población inmigrante en todos los ámbitos; e impulsar en el conjunto de la población el conocimiento de la realidad de la inmigración asentada para facilitar la convivencia.

Según ha desgranado el vicepresidente regional, Pedro Rollán, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, celebrado este martes en Manzanares El Real, el Plan contempla 78 medidas concretas estructuradas en cinco ejes de actuación: políticas de inclusión social; políticas de inclusión laboral; protección de los menores no acompañados, apoyo a la mujer y para mostrar a los jóvenes inmigrantes ejemplos de integración y éxito; coordinación con el resto de instituciones; y fomento de la convivencia y lucha contra el racismo.

PRESUPUESTO DE LOS CINCO EJES

Al primero de los cinco ejes se destina un presupuesto de alrededor de los 103,5 millones de euros anuales a las políticas de inclusión social, como medidas de acogida de la población inmigrante; medidas para el mejor conocimiento del idioma y la sociedad española o para el mejor conocimiento y acceso a los servicios públicos.

Igualmente, para el segundo se potencian las políticas de inclusión laboral, a las que se dota con 34,1 millones anuales para mejorar el acceso al mercado laboral de la población inmigrante o para mejorar su trayectoria educativa, realizando un protocolo de acogida de alumnos inmigrantes en los centros educativos, que incorpore criterios de calidad y convivencia y promoviendo programas de prevención del absentismo y abandono escolar temprano de los jóvenes inmigrantes.

El tercer eje cuenta con un presupuesto de 5,3 millones anuales. Entre sus medidas, la asistencia inmediata y de protección a los Menores Extranjeros no Acompañados Acompañados (MENA), asegurando su integración en Residencias Infantiles de la Comunidad a través del servicio de traductores e intérpretes y garantizando el derecho a su protección mediante un seguimiento de las medidas previstas en el Protocolo Marco sobre determinadas actuaciones relativas al Registro de Menores Extranjeros No Acompañados (RMENA).

Dicho eje también recoge programas de apoyo a la mujer inmigrante y programas de 'mentoring', para mostrar a los jóvenes inmigrantes el desarrollo, integración y éxito de inmigrantes en la sociedad española; y medidas dirigidas a los menores extranjeros no acompañados.

El cuarto eje cuenta con un presupuesto de 56.000 euros anuales y se dirige a trabajar coordinadamente con las instituciones nacionales para favorecer la elaboración de una legislación que facilite una inmigración ordenada y ajustada a las necesidades del mercado laboral.

Por último, el quinto eje hace referencia a la convivencia y lucha contra el racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia, y cuenta con un presupuesto de 40.000 euros anuales y cinco medidas.

Para leer más