La Comunidad no considera un "batacazo" el rechazo del TSJM a paralizar Madrid Central por su "pseudoentrada" en vigor

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán
COMUNIDAD DE MADRID
Actualizado 21/12/2018 12:31:37 CET

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid no considera un "batacazo" el rechazo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) a las medidas cautelares que hubieran paralizado Madrid Central porque cree que las primeras ya las impuso la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, con la "pseudoentrada en funcionamiento" del proyecto, que no conlleva multas hasta marzo.

Lo ha defendido el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional, Pedro Rollán, en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos de la Asamblea de Madrid, donde se debaten los Presupuestos regionales para 2019, quien por ello "comprende perfectamente" la decisión de la Justicia.

"El TSJM sigue estudiando y analizando los razonamiento desde el punto de visa de invasión de competencias. En ningún caso consideramos que pueda ser una desautorización", ha defendido.

En este sentido, ha señalado que no se han adoptado las medidas cautelares porque en principio no hay "nada que sea absolutamente irreversible", precisamente por ello la Comunidad, según Rollán, no interpuso medidas cautelarisímas.

Para el vicepresidente, presentar el recurso era "un ejercicio de responsabilidad" porque, aunque al Gobierno regional le preocupa "tanto más que a cualquier otra administración la calidad del aire", creían que había "una enorme improvisación y una parte de una asignatura pendiente como eran los equipamientos e infraestructuras que podían garantizar su correcta ejecución e implementación".

"Por eso podíamos decir y dijimos: Madrid Central sí pero así no", ha remarcado. El también consejero de Presidencia ha apuntado que el Consistorio puso en marcha esta medida "con un claro contenido político".

Ante esto, ha sostenido que el Ejecutivo autonómico está "absolutamente al margen del enfrentamiento" pero cree que todas y cada una de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento de Madrid en pro de mejorar la calidad del aire han tenido como resultado "un atasco monumental".

Y es que, ha hecho hincapié en que su responsabilidad es velar por la calidad del aire que respira los madrileños. "Es para preocuparse como durante el mandato de la alcaldesa ha empeorado la calidad del aire un 20 por ciento", ha lanzado.

Rollán ha declarado que la Comunidad de Madrid siempre "está abierta al diálogo", una posición que cree que no es la del Consistorio porque por ejemplo "ha retirado una campaña de apoyo al Metro de Madrid" o "cerro por primera vez el tráfico en la campaña de Navidad" y ellos se enteraron por los medios de comunicación. Para el vicepresidente, "dos no se entienden si uno no quiere" aunque ellos "tienden puentes".

 

Contador