La Comunidad, "preocupada" por tener solo un centro designado para las terapias CART cuando podría tener cuatro más

Madrid.- Cuatro médicos del Hospital Gregorio Marañón se enfrentan a un año de cárcel por malversación
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 30/04/2019 15:04:12CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid ha manifestado su preocupación por la designación solo del Hospital Gregorio Marañón como centro de referencia para el Plan para el Abordaje de las Terapias Avanzadas en el Sistema Nacional de Salud de los medicamentos CART en población adulta, cuando hay cuatro que cumplen los criterios.

Desde la Consejería de Sanidad consideran que debería haber más centros acreditados para desplegar estos medicamentos para terapias avanzadas contra enfermedades, como puede ser el cáncer, pues temen que solo dos hospitales no sean suficientes para la demanda de la población madrileña y las comunidades limítrofes.

Ayer, el Ministerio de Sanidad designó para el tratamiento de pacientes adultos con linfoma difuso de células grandes B (LBDCG) recidivante o refractario o con leucemia linfoblástica aguda (LLA) de células B refractaria en el Sistema Nacional de Salud al Gregorio Marañón. Para el tratamiento de pacientes pediátricos con leucemia linfoblástica aguda de células B refractaria se seleccionó al Hospital Niño Jesús de Jesús.

Además, el Hospital Universitario La Paz de Madrid se ha designado como centro adicional en pediatría en el caso de que la actividad sobrepase a los centros que están designados.

La coordinadora de terapias avanzadas de la Consejería de Sanidad, Encarnación Cruz, ha detallado a Europa Press que desde el Consejo Interterritorial de Sanidad se establecieron una serie de criterios para elegir a los hospitales que pueden aplicar estos fármacos.

Se trata de estándares que miden la calidad y la seguridad asistencial ante estas nuevas terapias y que para ser utilizados deben tener la consideración de centros de excelencias, cumpliendo para ello unos requisitos obligatorios y otros puntuales.

Cada autonomía estableció una evaluación de los centros para hacer su propuesta al Ministerio de Sanidad y en Madrid se propuso un total de seis, en base a la evaluación externa realizada por profesionales de otras regiones de cara a que no hubiera ningún "conflicto de interés".

De esa evaluación se propuso a La Paz, La Princesa, el Ramón y Cajal, el Gregorio Marañón, el Puerta del Hierro y el Niño Jesús, número similar al de autonomías con alto número de población como Cataluña y Andalucía con cinco hospitales para adultos.

De hecho, desde enero y debido a que en la región ya había pacientes que requerían estos medicamentos, la Comunidad designó sus propios centros: La Paz, el Marañón y el Niño Jesús.

Cruz ha señalado que desde principios de años han solicitado tratamientos avanzados CART un total de 10 pacientes y de esa cifra cinco ya lo tienen, a otro se les va a difundir y el resto se está evaluando cómo pueden tener el fármaco.

A la propuesta inicial de cinco centros para dispensar estos fármacos, el Ministerio de Sanidad informó que uno de ellos, el Puerta del Hierro, no cumplía uno de los criterios obligatorios y quedaron cuatro. Luego, en un análisis ulterior, el Gobierno central ordenó la serie de hospitales en el conjunto del país "dándose el caso de que en adultos la Comunidad de Madrid solo tiene un centro".

"Es algo que nos preocupa", ha insistido la coordinadora de terapias avanzadas de la Comunidad de Madrid para incidir que en Madrid no solo se atiende a pacientes madrileños, sino que es una comunidad con alto nivel de personas derivadas de autonomías limítrofes, como Castilla La Mancha o Castilla y León.

Por ello, están preocupados por el hecho de que, con un solo centro designado, no puedan dar esa atención a todos los pacientes "pese a disponer de cuatro centros de adultos que cumplen con esos criterios de calidad".

Cruz también teme que haya pacientes que tengan que ser trasladados a otra autonomía para recibir el tratamiento CART, algo que de lo que se ha informado al Ministerio. Aparte, ha incidido en que el proceso de capacitación para poder dispensar estos medicamentos es de seis meses.

La coordinadora de terapias avanzadas regional expone que en esta primera fase, la Comunidad de Madrid estima que se puede tratar a dos pacientes por cada centro y ver si luego se puede elevar a seis.

Contador