La Comunidad ya ha valorado a 3.600 dependientes pero critica la falta de un convenio del Ministerio para dar las ayudas

Actualizado 10/09/2007 21:18:21 CET

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid salió hoy al paso de las acusaciones de los socialistas sobre la falta de aplicación de la Ley de la Dependencia explicando que, hasta la fecha, ya se han valorado 3.600 de las 9.000 solicitudes recibidas y que, si aún no se han dado las ayudas económicas, es por la falta de un convenio de financiación con el Ministerio de Asuntos Sociales.

Fuentes de la Consejería de Asuntos Sociales explicaron a Europa Press que "la Comunidad de Madrid está cumpliendo rigurosamente con la Ley de Dependencia y que ha seguido todos los plazos que el propio Gobierno de España ha marcado". Así, tras la entrada en vigor de la Ley el pasado 1 de enero y la aprobación del baremo el 23 de abril, "la Comunidad puso en marcha, en ese momento, todo el proceso de selección formación de los valoradores, recogida de solicitudes y valoración de las personas", añadieron las mismas fuentes.

En total, la Consejería asegura haber recibido unas 9.000 solicitudes, de las cuales "más de 3.600 han sido ya valoradas" para determinar el grado de dependencia (hay tres grados, y el número 3 es el más grave). Sin embargo, ninguno de esos expedientes de máxima dependencia, que son los que pueden acogerse a las ayudas este año según establece el Ministerio, ha sido trasladado a la Administración Central ya que, "hasta que no se firme el convenio de colaboración entre la Comunidad y el Estado, no se puede transferir nada".

Por ello, la Comunidad puntualizó que, "de los 23,5 millones de euros que Gómez afirma que el Gobierno central ha puesto ya a disposición de la Comunidad, ésta no ha recibido ni un sólo euro".

De esta espera se culpa, desde la Consejería de Asuntos Sociales, al Ministerio. "Estamos esperando a que el Gobierno dé el paso para firmar un convenio que aún ninguna región tiene a pesar de que es algo fundamental, porque en él se recogen todos los puntos para concretar la financiación", justificaron desde el Ejecutivo autonómico, añadiendo que, "aunque aún no hay fecha porque se está negociando, es el Gobierno central el que tiene que mover ficha".

En la misma línea, la Comunidad de Madrid apuesta, además, por un texto único para todas las autonomías. "Aunque el convenio se negocia y se firmar por separado, nosotros queremos que haya un texto consensuado con unos mínimos a cumplir, para evitar así que haya 17 sistemas de la Dependencia y que el acceso a las ayudas sea distinto en una zona o en otra del país", subrayaron las fuentes consultadas.

"Por eso consideramos fundamental que, igual que la Ley fue aprobada por los grupos políticos por consenso, que también el contenido del convenio y todas las grandes resoluciones se tomen en el Foro del Consejo Territorial para la Dependencia", destacaron, añadiendo que "además, el Ministerio tiene que culminar también el desarrollo reglamentario de cuestiones fundamentales para la Ley como el co-pago o los criterios de acreditación de centros".

64 VALORADORES

Otra de las quejas de los socialistas que su secretario general, Tomás Gómez, hizo públicas hoy es relativa al número de profesionales que trabajan valorando el grado de dependencia de cada solicitante. Así, Gómez pidió que se creen 10 nuevos equipos y un centenar de miniequipos para cubrir toda la región, y recriminó al Ejecutivo autonómico que exista sólo uno.

Sin embargo, la Consejería de Asuntos Sociales negó estas cifras y puntualizó que "ahora mismo hay 64 profesionales entre médicos, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales y enfermeros que realizan labores de valoración.

"Estas personas se trasladan a los domicilios de los solicitantes de las ayudas para ser valorados en función del baremo establecido por el Ministerio", explicaron las fuentes de la Consejería, añadiendo que, "para cada caso, se traslada tan sólo una persona en función del perfil de dependiente que muestre cada expediente".

Por otra parte, la Comunidad de Madrid recordó a Gómez que "no todas las comunidades autónomas han aprobado un reglamento para regular la forma de proceder con respecto a la Ley de Dependencia y, no obstante, el hecho de no tener reglamento, no ha impedido la aplicación" de esta normativa.

"El reglamento dice cosas como dónde recoger qué solicitud y todo esos pasos, así que no tiene nada que ver tener esa reglamentación con aplicar la Ley", puntualizaron las fuentes consultadas, añadiendo que, "si existe una manera de proceder para todos esos pasos, no es obligatorio tener un reglamento".

Por último, la Consejería quiso dejar claro que "la atención a las personas dependientes en la Comunidad de Madrid no nace con la Ley de Dependencia", sino que el Ejecutivo regional invertirá este año más de 730 millones de euros en este colectivo, "tres veces más de lo que invertirá este año el Gobierno de España en todas las comunidades autónomas".