Condenado a 28 años de prisión el sicario que mató por error a un empresario madrileño en 2014

Publicado 25/06/2019 16:51:24CET
Sede De La Audiencia De Madrid
Sede De La Audiencia De MadridEUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a penas de hasta 28 años de prisión a los tres sicarios que un Jurado Popular declaró culpables del asesinato de un joven empresario madrileño en paro al que confundieron con la que iba ser objeto del crimen.

Así consta en una sentencia fechada el 24 de junio, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que la Sala condena a penas de veintidós años y seis meses y veintiocho y tres eses de cárcel.

Al autor material se le imponen 28 años y tres meses como autor de un delito de asesinato alevoso, por precio o recompensa, con la agravante de disfraz, tenencia ilícita de armas y falsedad por la falsificación de la matrícula. A los otros dos acusados se les condena a veintidós años y medio de cárcel por asesinato alevoso, por precio o recompensa.

La Fiscalía pedía hasta 23 años de cárcel. La Sala, de acuerdo con el veredicto formulado por el Jurado, atiende las peticiones formuladas por el abogado de la acusación particular, Jaime Sanz de Bremond, en representación de la familia de la víctima.

La víctima fue José Luis Lucas, un joven ejecutivo madrileño de 32 años que poco antes de los hechos venía de un curso de formación en el barrio madrileño de Usera.

Según el fiscal, los acusados le confundieron con un alunicero y le dispararon en su coche. En el juicio, el autor material de los disparos reconoció que lo mató pero que no lo hizo por encargo.

HECHOS JUZGADOS

En el mes de julio de 2014, según se recoge en el escrito de acusación, uno de los acusados alquiló con nombre falso un apartamento en Madrid y a lo largo del mes siguiente adquirió una blackberry para comunicarse por mensajería con los otros acusados y una moto para hacer seguimientos a la víctima.

El 12 de septiembre de 2014, se reunió con otros de los supuestos sicarios en las inmediaciones del Centro Comercial La Gavia para ultimar los preparativos del atentado y poco más tarde se dirigió al barrio de Villaverde donde el tercer acusado le entregó a través de una tercera persona una pistola semiautomática. A continuación, uno de ellos se acercó con su motocicleta al vehículo de su víctima que estaba estacionado en la calle.

Cuando el propietario del turismo se introdujo en su interior eL acusado se acercó a la ventanilla del copiloto lo que llamó la atención del conductor que salió del vehículo.

Entonces le disparó a una distancia de 2 ó 3 metros varias veces con él, alcanzándole en 8 ocasiones en el pecho, la cara, el cuello y el brazo derecho, causándole la muerte instantes después".

Contador

Para leer más