Denuncian el despido de 18 trabajadores en menos de dos semanas en una empresa de Vallecas

Actualizado 07/08/2010 19:00:22 CET

MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Empresa de la delegación de Vallecas-Madrid de United Parcel Service ha denunciado que en menos de dos semanas, la empresa ha despedido a 18 trabajadores, pues a los nueve empleados de la semana pasada, ya denunciados, se les suma otra tanda de nueve que se han visto en la calle esta misma semana.

"No conformes con los últimos despidos de nueve trabajadores el día 30 de julio, una semana después han vuelto a despedir a otros nueve trabajadores, de un total de 85, incumpliendo tanto en número como en plazo con lo que se estipula en el Estatuto de los Trabajadores", han apuntado.

De esta manera, el comité de empresa señala que la compañía se ha acogido "nuevamente de una manera ilegal a la nueva Reforma Laboral, hecha para crear empleo y no para destruirlo, alegando motivos económicos y organizativos totalmente injustificados".

De hecho, asegura que esta situación ya se lo hicieron saber tanto el Ministerio de Trabajo como la Comunidad de Madrid en ambas resoluciones de los dos Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) presentados por parte de dicha empresa.

La semana pasada, el sindicato COBAS denunció que la empresa United Parcel Service había despedido a 9 trabajadores en la nave ubicada en Vallecas "acogiéndose de una manera fraudulenta a la nueva reforma laboral y alegando perdidas totalmente injustificadas".

Uno de los trabajadores de esta compañía de transporte de paquetes y miembro del sindicato COBAS, Antonio Canseco, explicó a Europa Press que la empresa se está aprovechando de la crisis para "quitarse de encima" a los empleados que llevan más de 18 años en United Parcel Service.

"La empresa argumenta que están sufriendo pérdidas económicas y que hay menos trabajo, pero esto no es verdad", aseguró entonces Canseco, quien añadió que se está desviando trabajo al centro de Coslada. "En el centro de Vallecas hay muchísimo trabajo, pero quieren aprovecharse de la crisis para despedir a gente", señaló.