Publicado 06/07/2021 11:05CET

Un detenido en la marcha no autorizada tras la concentración por el asesinato de Samuel

Miles de personas durante una manifestación para condenar el asesinato de un joven de 24 años el pasado sábado en La Coruña debido a una paliza, a 5 de julio de 2021, en Madrid.
Miles de personas durante una manifestación para condenar el asesinato de un joven de 24 años el pasado sábado en La Coruña debido a una paliza, a 5 de julio de 2021, en Madrid. - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional detuvo anoche a una persona por desobediencia y resistencia a la autoridad durante la marcha no autorizada por las calles del madrileño barrio de Argüelles de participantes en la concentración por el asesinato del joven gallego Samuel Luiz, han informado a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Cientos de personas se concentraron a las 20 horas en la Puerta del Sol por el asesinato de esta joven, entre banderas del colectivo LGTBI. Hubo un minuto de silencio y también la lectura de un manifiesto. "A Samuel le han matado por maricón (...) Seguimos siendo un trozo de carne sobre el que se puede ejercer cualquier violencia", han asegurado los lectores.

Luego, algunos de los concentrados se han movilizado dirección Plaza España, algo que ya no estaba ni comunicado ni autorizado por la Delegación del Gobierno de Madrid. No obstante, el dispositivo policial les ha acompañado y no les prohibieron el paso hacia la Gran Vía, donde protagonizaron una sentada, provocando cortes de tráfico e importantes atascos.

Los asistentes se desplazaron luego hasta el Ministerio de Justicia, al que llegaron pasadas las 21.30 horas. Allí han realizado una segunda sentada y han leído un segundo manifiesto en el que han enfatizado que "el asesinato de Samuel no ha sido un hecho casual, sino que ha sido por tener una identidad": "Con tan solo 24 años recibió una brutal paliza en la puerta de una discoteca en La Coruña al grito de 'maricón'".

Una veintena de efectivos de la Policía Nacional rodeó la sede ministerial, situada en la calle San Bernardo. Tras esta parada, algunos de los manifestantes continuaron hacia Argüelles, realizando un grupo de unas 30 personas una sentada en la calle Alberto Aguilera, cerca ya de la calle Princesa.

En ese momento, algunos de ellos increparon y lanzaron mobiliario urbano a los antidisturbios, provocando contusiones a algunos agentes y daños en vehículos. Los agentes decidieron cargar contra esos manifestantes, ya que estaban impidiendo el tránsito viarios, resultando uno de ellos detenidos. Cerca de la medianoche se disolvió totalmente esta movilización, según las mismas fuentes policiales.

Contador

Para leer más