Actualizado 20/12/2012 12:22 CET

Directores de centros de salud presentarán su renuncia en cuanto se publiquen los pliegos para privatizar la gestión

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

Decenas de directores de centros de salud de la Comunidad de Madrid tienen preparadas y firmadas sus renuncias para presentarlas ante el consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, en el momento en que el Gobierno regional publique los pliegos de condiciones de los concursos para optar a gestionar de forma externa los centros.

Así lo ha señalado a Europa Press un portavoz de la Asociación de Médicos y Titulares Superiores (AMYTS), que ha aclarado que los directores aún no han presentado su renuncia sino que la tienen condicionada al momento en que la Comunidad de Madrid presente el concurso.

Se trata de una presentación "masiva de dimisiones" en las que los médicos se dirigen a Lasquetty de la siguiente forma: "Señor consejero, si se hacen públicos los pliegos del concurso para privatizar los 27 centros de salud previstos en Plan de Sostenibilidad tenga presentada mi renuncia al cargo".

Aunque hay unos 400 centros de Primaria (entre pequeños consultorios y centros de salud), 270 son los considerados los centros de salud como tal y el Plan de Sostenibilidad con medidas sanitarias del Gobierno regional contempla la externalización de la gestión del 10 por ciento (27 centros).

Desde AMYTS han indicado que está descartado que "con los tiempos que corren" se formen cooperativas de médicos, como ya pasó en Cataluña, porque los bancos "no dan crédito", por lo que aseguran que la gestión de estos centros quedará en manos de "los que todo el mundo sabe, las empresas".

Desde la Asociación han explicado que en cuanto este plan de sostenibilidad obtenga el rango de ley, tras aprobarse los presupuestos de 2013 en la Asamblea de Madrid, hay que hacer un "cambio de estrategia" para mostrar el desacuerdo con estas medidas "dentro de la legalidad".

"Una vez aprobado hay que barajar otras opciones, obstaculizar y mostrar nuestro rechazo de otra manera", ha explicado el portavoz, quien ha señalado que las huelgas ya no tendrían sentido una vez aprobada la ley de presupuestos y que, por eso, la renuncia, es una nueva acción.